Cachan a Irina Baeva con Gabriel Soto y las redes sociales la destrozan

Iria Baeva fue captada en compañía del también actor, Gabriel Soto; tenemos la fotografía.

Como recordarán, la actriz Irina Baeva fue señalada como la tercera en discordia entre Gabriel Soto y Geraldine Bazán. La clásica ‘rompehogares’, pues.

LEE TAMBIÉN:

Entre lágrimas: Gabriel Soto y Geraldine Bazán firman el divorcio

Por fin quitamos a Geraldine del camino…

Las cosas ya se habían calmado porque la gente olvidó el asunto y se distrajo con algo más. Pero la tranquilidad no le duró mucho a la nueva pareja Soto-Baeva, pues en redes sociales circula una foto donde se les ve juntitos por las calles de Beverly Hills.

Fuente: elgordoylaflaca/Instagram

“Obvio Irina Baeva fue la gota que derramó el vaso en la relación de Gabriel Soto y Geraldine Bazán, hicieron clic en su novela como protagónicos. Irina daba señales de andar con Gabriel aún estando casado con Geraldine, pues hasta fotos subía llamándole ‘conejo’, si no me equivoco. Además él lo acabó de confirmar al decir ‘chisme viejo’, el pez por la boca muere”, se lee en uno de los comentarios de la foto de Instagram.

Baeva intentó tapar el Sol con un dedo, el año pasado declaró:

“Gabriel y yo somos amigos, no hay absolutamente nada más que decir al respecto. Ellos tienen que resolver sus problemas y lo harán. Yo vengo construyendo una carrera y no quiero que me involucren en escándalos de este estilo”.

Y pues sí es una pena que se quiera destrozar la reputación y carrera de la actriz, sobre todo porque la del compromiso no es ella.

Las malas lenguas cuentan que Soto se refería de forma muy desagradable de su matrimonio con la también actriz, Geraldine Bazán. “La casada es ella, no yo”, decía, según algunos chismosos.

Un ‘fans’ salió a la defensa de la supuesta ‘robamaridos’.

“¿Por qué le echan la culpa a ella? Si se acabó el amor, se acabó. ¿Para qué Gabriel se iba a mantener en una relación donde ya no se sentía cómoda? ¿Por sus hijas? Mejor por el bien de ellas se alejó para que no vieran discordia entre sus padres. El mismo dijo que la relación ya no se podía mantener armoniosa”, dice en uno de los comentarios.

Y es que así esto de las gelatinas, unas cuajan y otras no.

Con información de People en Español