¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Así sería la biografía no autorizada de Frida en memes

La perrita Frida es un ícono moderno pero antes de alcanzar la fama como rescatista tenía una vida de perros

¿Se han puesto a pensar en el pasado de Frida, la perra? Aquí, los Erizos les presentamos cómo sería su biografía no autorizada (aunque, claro, la hemos modificado mucho para ver si nos compran la historia para hacer una película):

Frida no siempre ha sido una Rompe Corazones:

 

Cuando no está rescatando gente, Frida es Rita Per, reporperra (Fotos: Pinterest)

Así es, mientras que algunos la conocen como Marina-Chan por su indumentaria de super héroe que lleva, la verdad es que Frida tuvo una vida muy distinta antes de que la descubrieran las cámaras… una vida de perros, de hecho, su nombre completo es Sufrida pero le dicen Frida de cariño.

Frida inicio su vida como miembro de una manada muy pequeña, solo dos hermanos. Por desgracia, desde muy temprana edad la pusieron a chambear para ganarse las croquetas.

Cuando Margarita Zavala dejó el PAN, Frida lo levantó (Foto: Pinterest)

Como eran perros labradores pero no había tierra qué labrar, la mamá de Frida los vendió a ella y a su hermano como macetas. El hermano tenía talento para no hacer nada porque era  medio wey, pero Frida, como la Bella, quería más que una vida provincial. Más de una vez la regañaron por mover la cola cuando se supone que las macetas se mantienen inmóviles, así que huyó buscando nuevos aires.

Frida y su hermano, colocados en macetas de diferente color, como Frida era una rebelde siempre optó por la maceta azul (Foto: Pinterest)

Deseando algo de acción, Frida intentó entrar a Hollywood pero como no sabía inglés la relegaron a doble de acción, su valor y entrega la posicionaron como la siguiente gran estrella de los filmes de acción… hasta que llego un suplente que simplemente no pudo superar porque el recién llegado no sentía dolor.

El perro que suplantó a Frida como doble de acción (Foto: Pinterest)

Con tal de mantenerse en la memoria del público, Frida entró a la televisión con el programa “El Encantador de perros” con el también mexicano Cesar Millán pero no duró mucho porque no le avisaron que tenía que obedecer y aguantar todas las mamadas que Millán hacía.

-“¡A mi no me haces pshhht!” “¡perra!” (Foto: YouTube)

Decepcionada, entró en una avalancha de trabajos que no la llenaron, capturista [escribía con las patas], Sujetadora de paraguas [Ahí descubrió su amor por las botas], Modelo canina [le gustaba la ropa gratis… pero se sentía vacía]

-“Señor le digo que ella es una perra” -“Silencio Gómez ¿Quieres que nos demanden?” -“No, usted no entiende” (Foto: Pinterest)

 

“Como que esto de usar botas es lo mío” (Foto: Pinterest)

 

“Ahora voltéame a ver así, medio fieramente” (Foto: Pinterest)

No, Frida buscaba algo más, se identificaba con los humanos y, de cierta forma, se sentía una de ellos, por eso buscó a su humano interior.

¿Qué paso amiguito? (Foto: Pinterest)

Después de un viaje de autodescubrimiento, se dio cuenta de que lo suyo era ayudar. Así que comenzó una nueva carrera como rescatista, se enroló en la Marina y se volvió toda una profesional. Hasta que llegó el gran día en el que se probó a sí misma. Sus actos heróicos se volvieron famosos en todo el mundo e incluso obtuvo un nombre de superheroína: Marina Chan.

Ahora no puede salir a la calle ya que de inmediato la gente quiere tomarse fotos con ella. Como muchas veces quiere salir de incógnita, se quita los googles y se los pone a alguien más… sólo así puede conseguirse un momento para sí misma y para seguir su carrera como rescatista.

Frida en su elemento… ¿O no será ella?… no, la verdad sí es (Foto: Pinterest)

A la fecha Frida sigue con su carrera y se prepara para el momento en que volvamos a necesitarla.

 

Con información de: El chilaquíl