Así imparte justicia este juez mexicano a su propia hermana

El abuso de autoridad toma muchas formas, pero una de las más lamentables es la que estás a punto de ver en este video.

En Ciudad Jiménez, Chihuahua, un juez de Control se puso al tú por tú con una venerable ancianita durante una audiencia de un juicio testamentario, dicen las redes sociales.

En el breve pero brutal video se puede ver como Guillermo Gómez Cortés se pone ultra agresivo con la señora, con quien intercambia varios insultos hasta que el sujeto, con el juicio nublado por la ira, le aplica una llave y la deja en el piso para arrebatarle de las manos un teléfono móvil que la señora le había quitado anteriormente.

Ante la sorprendida mirada de varias personas del juzgado, Guillermo insistía como niño chiquito con que le devolvieran el smartphone con el que grababa a la señora que, resultó, ¡era su hermana!

Si ves que NADIE hace nada por separar al furibundo juez de la señora, es porque la pelea era de índole familiar y la señora lo que hacía allí era retar a su hermano por una disputa de terrenos heredados que llevaba años distanciando a su familia.

A pesar de haber sido azotada contra el piso por el monote que la tiró, la señora identificada como Carolina Gómez Cortés, volvió a levantarse para continuarle gritando a su hermano que, al tenerla cerca, volvió a usar toda su fuerza para lanzarla por segunda ocasión.

Al caer contra las sillas del juzgado, un sujeto de sombrero ayudó a la señora a levantarse y ella, siendo tan brava como su hermanote, volvió a retar al juez quien, a pesar de ser un servidor público, no logró controlar su ira y se puso agresivo con ella como si se tratara de una pelea de cantina.

Durante el resto del video tanto la señora como Guillermo continuaron intercambiando insultos.

https://www.youtube.com/watch?v=jZiPolhi0BQ

Según fuentes locales, la discusión se desató durante un juicio testamentario por bienes inmuebles situados en ciudad Parral, ubicada en el sur del estado de Chihuahua.

El video es lamentable prueba de que algunos elementos que forman parte del sistema de impartición de justicia están tan mal preparados que estarían dispuestos a lanzar por los aires a su propia hermana con tal de callarla.

Sí, son hermanos, pero eso no excusa a Guillermo, un servidor público, de reaccionar de esa manera y menos en horas de trabajo y en público.

Si así trata este juez a la sangre de su sangre, ¿cómo tratará a los ciudadanos comunes?

Alguien no va a recibir postal de navidad este año…