Julián Gil asegura que explota su lado femenino cocinando, lavando y planchando

Qué bruto, pónganle cero.

Julián Gil acaba de quedar como payaso otra vez y es que el actor, en plena conferencia de prensa, aseguró que explota su lado femenino al cocinar, lavar y planchar, considerando que estas actividades son propias de la mujer.

Así es, aunque pensábamos que en pleno siglo XXI ya nadie podría decir una cosa así, el guapo actor argentino no tuvo reparo al afirmar que según él, es haciendo estas actividades que refuerza su feminidad.

Y espérense que la cosa o quedó ahí, además, pues reporteras que asistieron a la conferencia lo confrontaron y él… ¡Se hundió todavía más!

Julián Gil asegura que es femenino por cocinar, lavar y planchar

Resulta que en la presentación de la obra de teatro Divorciémonos, mi amor donde Julián interpreta al personaje de un hombre bastante afeminado, los reporteros le preguntaron al respecto de la construcción de su papel y cómo explotaba esa feminidad.

A lo que él aseguró que lo hacía cocinando, lavando y planchando, cosa que, básicamente, TODOS HACEMOS aunque él cree que estas actividades son propias de la mujer.

“Yo lo exploto diariamente, yo creo que sí, todos tenemos una parte femenina y un lado masculino. Yo por ejemplo en mi casa soy ‘refemenino’, soy el que cocina, plancha, lava, es lo que me apasiona”.

El ‘onvre’ | Fuente Instagram: juliangil

Y espérense que ahí no paró la cosa. Ya al término de la conferencia Julián “El Macho” Gil reforzó su postura de ‘onvre’ pues a una reportera que con justa razón lo confrontó, él le refrendó que las mujeres cocinan, lavan y planchan, pero que él es femenino porque también lo hace.

“No, no, no, te estás metiendo en aguas profundas. Lo que te quiero decir es que yo, yo, yo, en mi casa soy la mujer de la casa (…). No es machista (…). Yo tengo un lado muy femenino como todos los hombres lo tenemos. Mi lado femenino es atender las cosas de la casa, ¿por qué?, porque me gusta hacerlo: me gusta planchar, cocinar, en la casa el que cocina soy yo”, finalizó no sin antes dejar a todos callados y cortarles la entrevista

Todo lo que está mal aquí

¿Y tú dirás? ¿Qué tiene de malo que Julián cocine, lave y planche? Ese no es el problema pues todas, todos y todes cocinamos, lavamos y planchamos. Sin embargo, el hecho de que Julián asuma que esas actividades corresponden a las mujeres y por ende, estas lo hacen femenino, es machismo en su más pura expresión.

Muy guapo y todo, pero muy bruto pónganle cero | Fuente Instagram: juliangil

Pues tan solo en México, según datos que recoge Plumas Atómicas, el 95 por ciento de las personas trabajadoras del hogar son mujeres, lo que representa el 10 por ciento de las 19.8 mexicanas económicamente activas que, por si fuera poco, no tienen contrato de trabajo, seguridad social, beneficios ni prestaciones de ley.

Así que sí, Julián, el hecho de que laves, cocines y planches no te hace más femenino, simplemente te hace ser una persona autosuficiente como cualquier otra.

***

Síguenos en YouTube para más noticias.