Sobrevivientes al cáncer de mama lograron salir adelante con estos increíbles tatuajes

El cáncer de mama es el padecimiento oncológico más común en las mujeres. Año con año se detectan miles de casos que, con suerte y tratamiento adecuado, serán superados. Claro...

El cáncer de mama es el padecimiento oncológico más común en las mujeres. Año con año se detectan miles de casos que, con suerte y tratamiento adecuado, serán superados. Claro que quedan marcas, pero muchas han encontrado un pequeño salvavidas en los tatuajes que adornan sus cicatrices sobre el pecho.

Este tipo de cáncer se considera, también, como uno de los más agresivos y es de los que más muertes causan en el mundo. En México, se estima que para 2030 los casos anuales asciendan a alrededor de 600 mil diagnósticos positivos.

Los tumores, en este tipo de cáncer, se alojan en el pecho y las mamas, que son los órganos glandulares ubicados debajo de los pezones. Afortunadamente, son fáciles de extraer y no comprometen otros órganos ni tejidos del cuerpo.

Desafortunadamente, dejan marcas imposibles de borrar y, en ocasiones, lo necesario para preservar la vida de las personas afectadas es extirpar las mamas y el tejido que se encuentra en esa parte del cuerpo, porque corre el riesgo de ser infectado o de ya estarlo.

Lo tatuajes que te mostramos aquí tienen como objetivo cubrir esas marcas y llenarlas de nuevos significados, que sean más poderosos que el recuerdo doloroso de la enfermedad.

Las sobrevivientes también se enfrentan a la dismorfia y a los prejuicios que puede tener un cambio corporal de este tipo. Afortunadamente, entre las cirugías reconstructivas y los tatuajes, se puede tener una apreciación completamente diferente del cuerpo.

Es completamente cierto que esto no alivia el cáncer, ni devuelve lo que se les haya podido arrebatar. Sin embargo, es una forma más de hacerle frente al dolor y a los problemas de imagen, psicológicos y de autoestima que genera esta enfermedad.

Las posibilidades para utilizar esta herramienta en favor de cada una de las sobrevivientes son, básicamente, infinitas. Es una nueva declaración de independencia sobre el cuerpo y una nueva forma de gritar que están vivas.

Con información de Infocáncer