Se cumplen 36 años de aquel día cuando Salvador Sánchez se convirtió en leyenda

¡El día de la consagración de uno de los mejores boxeadores que ha tenido México!

Hoy 21 de agosto, se cumplen 36 años de una de las peleas de box más trascendentes y emocionantes en la historia de este deporte.  

Este día, pero del año de 1981, el mexicano Salvador Sánchez le propinaba una paliza espectacular al gran campeón puertorriqueño Wilfredo Gómez.

La pelea estaba enmarcada por una serie de situaciones que habían hecho que el encuentro se “calentara”  en proporciones nunca antes vistas.

El gran Wilfredo venía de una larga racha de triunfos sobre boxeadores nacionales. Por este motivo se había ganado el mote del ”mata mexicanos”.

Gómez ostentaba el impresionante récord de 33 pelas sin perder y de esas, 32 las había ganado por nocaut. Por si fuera poco, el boricua era el campeón súper gallo del CMB.

Con este palmarés se presentaba Wilfredo en el legendario casino Caesars Palace, de Las Vegas, Nevada, quien por cierto llegó al ring bailando una salsa que lleva su nombre.

Por su parte, Salvador Sánchez, un modesto boxeador de Santiago Tianguistenco, Estado de México, de 22 años, se presentaba para realizar la pelea de su vida, ostentando el campeonato en peso pluma, también de CMB.

https://www.youtube.com/watch?v=BCEVtFcIg2Q&t=696s

Todo estaba listo, la gente esperaba ver como el boricua derrotaba a un mexicano más y los compatriotas que estaban presentes anhelaban una venganza por parte de joven campeón. Y este no los decepcionó.

Tan solo en el primer round, Salvador derribó al tres veces monarca del mundo para sorpresa de todos. Después, durante los siguientes 7 rounds restantes (la pelea duró 8), Sánchez dio cátedra de boxeo a un desconcertado Gómez, que en honor a la verdad, aguantó los embates del mexicano como lo que era, un gran campeón mundial.

La historia terminó en el octavo episodio, cuando Sánchez mandó a la lona a Wilfredo de tres certeros derechazos. Todo había terminado, nacía una leyenda inmortal, la leyenda del gran Salvador Sanchez.

Dicen quienes vieron esa pelea que la derrota del campeón boricua les dolió en el alma a todos los puertorriqueños. No era para menos, un desconocido sin gran cartel había mandado a la lona al que tal vez sea el mejor peleador boricua de toda la historia.

Así, este día de hace 36 años, el mítico boxeador mexicano se consagraba como uno de los grandes del box mundial. Solo la muerte lo pudo vencer, pues el 12 de agosto de 1982, el gran Salvador murió trágicamente en un accidente automovilístico a los 23 años.

Nunca se sabrá hasta donde pudo haber llegado, pero lo que sí es seguro es que se fue como los grandes héroes de las epopeyas clásicas: joven y victorioso.

¡Gracias por todo Salvador!

Vía: Izquierdazo