Perrito toma las redes sociales de equipo de futbol y amamos sus publicaciones

El futbol mexicano puede dar mucho de qué hablar, pero no es el más espectacular del mundo. En muchas ocasiones los equipos son más populares en las redes sociales que en las canchas.

Lee más: ¿Qué ha hecho Santos Laguna para ser líder de la Liga MX?

Tal es el caso de la Franja del Puebla, que provocó más sonrisas por las ocurrencias de su nuevo community manager que las alegrías en el campo de juego.

 

Recordemos que hace algunas semanas el encargado de las redes sociales del club se encargó de trollear a los equipos regios, pues en este torneo ambos cayeron en sus garras manchadas de camote.

Así trollearon a los equipos regiomontanos.

Pero hoy la historia giró en torno a este personaje, pues anunció que se iría al Sports Innovation Summit México 2018 y se tomaría unos días, pero dejaría la cuenta en buenas manos.

El tweet que comenzó la historia más maravillosa del día.

Horas después, el nuevo encargado de las redes sociales (el CM dirían los millennials), con traje y muy arreglado, se presentó con su comunidad y desató un caos pues su naturaleza canina salió a relucir.

Con ustedes, el nuevo CM del Puebla.

De aquí en adelante todos los tweets fueron unas verdaderas y divertidas joyas, dignas del grupo de Facebook “Perritos haciendo cosas”.

El CM peludo pasó de tener problemas con el uso de teclado a hacer un homenaje a una de las más grandes estrellas en la historia del cine mexicano: Pedrito Fernández. 

Batallando con el teclado.
Homenaje a Pedrito Fernández.

Esta dinámica fascinó a sus seguidores que provocaron gran interacción en las cuentas del Puebla, mismas que el community perruno se dedicó a contestar.

La leyenda del perro poblano continúa.

La buena temporada de La Franja continúa con su duelo ante el Querétaro este fin de semana y donde (creo) muchos estaremos atentos a lo que suceda con los camoteros a través de su Twitter, ya que con este can al frente de la red social, todo es posible.

¡Denle un hueso a este buen perro, carajo!