¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Jugador paraguayo sostenía relación con el presidente de su club

¿Cuántas veces han escuchado a las personas decir que no se metan con su jefe? Pues en el futbol de Paraguay esta frase inquebrantable en el área laboral se llevó...

¿Cuántas veces han escuchado a las personas decir que no se metan con su jefe? Pues en el futbol de Paraguay esta frase inquebrantable en el área laboral se llevó al extremo.

Resulta que un futbolista mantenía una relación sentimental con el presidente del equipo. Todo iba bien, pero el representante del jugador le consiguió un nuevo equipo a su cliente y se desató una disputa que terminó con evidenciar fotos que dicen más que mil palabras.

El futbolista Gabriel Bernardo Caballero, quien jugaba para el Rubio Ñu de la Segunda División de Paraguay, mantuvo una relación con el presidente mientras estuvo en la filas del club. Antonio González (presidente Rubio Ñu) no estuvo de acuerdo con la partida del futbolista a otro club y se metió en una verdadera angostura. Bernardo Caballero, solicitó al presidente su partida a otro club, pues ya no estaba cómodo. El directivo no estuvo de acuerdo y le negó la salida.

Fue entonces cuando (por las malas) el futbolista solicitó a su agente que le consiguiera nuevo equipo, este hizo lo suyo y le dio alternativas. Antonio González, no permitió la operación y publicó unos videos en donde critica al jugador por dejar el equipo, aprovechando le dedicó unos insultos.

“Este es tu contrapase, ‘Muñeco’ ¿O tú piensas que te vas a burlar de mí? Mira lo que estoy haciendo con tu contrapase, olvídate de jugar al futbol y dile a tu chongo o tu chonga [amante para los guaraníes], métele tu plata por el culo, hijo de mierda”, expresó el presidente.

Lamentablemente no contaba con que el diario local HOY hiciera una “investigación exhaustiva” y revelara la verdadera disputa. Publicaron una fotografía, en donde se observa al jugador y al presidente desnudos en una cama, entonces se dice que hubo una ruptura sentimental que los ha llevado a ser tendencia en redes sociales.

¿A qué otra disputa –viral– nos recuerda esto?