Aficionado pide matrimonio en el Cruz Azul – América… pero FUE RECHAZADO

Aceptémoslo: el partido de anoche fue horrible.La final que podría redimir al Cruz Azul, o hacerlo la burla eterna que de por sí ya es, fue menos de lo que se esperaba, porque ni hubo triunfo, ni cruzazuleada, pero el espíritu de este equipo es contagioso, y se regó por los asistentes.

Mientras azules y amarillos se pegaban para darle al menos un gramo de emoción al partido, un pobre sujeto lloraba su amarga pena en algún rincón del estadio. ¿Por qué? Porque probó las hieles del rechazo.

La escena fue capturada en video y para no hacerles el cuento tan largo, adelante con las imágenes:

Miren nada más, pero qué triste. Vemos ahí el rostro del sufrimiento, de la decepción y de la desgracias. No hablamos del sujeto rechazado, sino de la pobre chava que tuvo que aguantarse esto EN PÚBLICO.

Primero aclaremos algo, no tenía que decirle que sí y pues no lo hizo. Lo rechazo e hizo exactamente lo que le dio la gana, pero eso también le arruinó el primer partido de la final de este año, nomás porque le pareció buena idea o medio romántico hacer en el nido de la liebre (que ya no es solo del ave).

Facebook

No sabemos qué sucedió después, pero nos congratulamos de que no cediera a la presión pública para decir que sí y amarrarse a una decisión que jamás habría querido tomar.

Lo único que nos queda es desearle que pueda ver a su equipo campeón (en tanto que no sea el América) para que pueda olvidar el día en que un babotas le arruinó un gran tiempo nomás por su frivolidad, pero que terminó cruzazuleándola.