Piden eliminar a Pepe Le Pew por fomentar la cultura de la violación

No, su personaje no era romántico.

Pepe Le Pew se convirtió en el zorrillo de los Looney Tunes señalado por fomentar la cultura de la violación y piden eliminarlo porque no, no era un galán, era un acosador.

El zorrillo “galán” apareció por primera vez en 1945 como un personaje obsesionado con enamorar a Penélope Kitty, quien, literalmente, huía para esconderse de Pepe Le Pew y evitar que la besara.

Por décadas, Pepe Le Pew fue visto como una figura “romántica”, lo cual cambió luego de que se hablara sobre las conductas acosadoras del personaje, mismas que se volvieron tema de conversación nuevamente tras la columna de Charles M. Blow del The New York Timesdonde lo acusa por normalizar la cultura de la violación.

¿Así o más claro? | Fuente: Looney Tunes

Pepe Le Pew, ¿galán o acosador?

Haciendo un repaso sobre su infancia y lo que consumía, el columnista Charles M. Blow recordó cómo varios personajes de los Looney Tunes incitaban desde estereotipos, el racismo y hasta la cultura de la violación.

“Algunas de las primeras caricaturas que puedo recordar incluyen a Pepe Le Pew, quien normalizó la cultura de la violación; Speedy Gonzales, cuyos amigos ayudaron a popularizar el estereotipo corrosivo de los mexicanos borrachos y letárgicos; y Mammy Two Shoes, una criada negra corpulenta que hablaba con fuerte acento”, relató el columnista.

Lo cual provocó fuertes críticas en su contra, porque ¿cómo la caricatura con la que miles de personas crecieron resultó que es un potencial violador?… pero sí, esto es completamente cierto.

Penélope escapando de Pepe Le Pew | Fuente: Looney Tunes

La cultura de la violación existe y tus caricaturas lo muestran

Antes de que te enojes, hay que entender que existen cosas que tenemos tan interiorizadas que, a veces, sin querer las repercutimos porque las vemos como algo “normal”, ya sabes, como insistirle a alguien que ya te dijo que “NO” hasta el cansancio.

Bueno, ¿pero entonces qué es la “cultura de la violación”? Tal cual, en términos prácticos esta cultura es la forma en la que comportamientos e ideas sobre las agresiones sexuales son aceptadas por un grupo de personas.

Piensa en Pepe Le Pew, aunque Penélope se escondía de él y temblaba de miedo cada que lo veía, rechazaba que la tocara y demás, el zorrillo siempre fue visto como el “ay, qué romántico”. ¿No te parece que esto estaba completamente mal? Ella no quería.

Específicamente, la cultura de la violación se refiere al acoso (que va desde los piropos hasta la insistencia, tal como lo hacía Pepe Le Pew) hasta las agresiones sexuales, así como la revictimización de las víctimas, a quienes muchas veces se les niega lo que vivieron solo porque no les creen que lo hayan pasado.

¿Pepe Le Pew normalizó esto?

De acuerdo con el columnista, la forma en la que Pepe Le Pew acosaba a Penélope y que se disfrazó con el “amor romántico”, esto solo ayudó a que generaciones enteras creyeran que “NO” significa “SÍ”… lo cual es absurdo.

“Esto ayudó a enseñar a los niños que “no” en realidad no significaba no, que era parte del “juego”, la línea de partida de una lucha por el poder. Enseñó que superar las extenuantes, incluso las objeciones físicas de una mujer, era normal, adorable, divertido. Ni siquiera le dieron a la mujer la capacidad de HABLAR”, comentó Charles.

No es NO | Fuente: Looney Tunes

Aunque no nos guste ver que lo que consumimos influye en mucho de cómo pensamos, esta es una realidad. Más que enojarnos porque se expone que Pepe Le Pew era un acosador, replantearnos por qué aceptamos este tipo de personajes podría ayudar a no “normalizar” dichas conductas y no ser parte de la violacia.

Fuente: The New York Times

***

No te pierdas nuestro contenido en YouTube.