¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

El Oscuro Origen del Metrobebé y sus usos y funciones secretas

No, no es un trenecito recién parido.

Ayer el Internet se sorprendió con el descubrimiento del Metrobebé, que no es más que un metro pequeñito que parece haber salido de algún anime para verse bien kawaii y bien hermoso, pero este es su origen y las funciones que tiene en la vida del transporte chilango.

LEE TAMBIÉN:

LOQUILLOS: Arman guateque en el Metro al ritmo de "La Chona"

Contaré la historia de una famosa persona 🎶

Esto, en realidad, no es un metro chiquitito o una cría de tren que está esperando la pubertad para convertirse en un sistema de transporte deficiente y que huele a OBO, es más bien una dresina, que en las caricaturas siempre la has visto representada de esta forma:

Estos carritos extraños se comenzaron a usar en la minería y la industria ferrocarrilera para transportar personas, materiales y herramientas a donde fueran requeridas. Claro, esto para facilitar el transporte de la misma dresina, que es pequeña y no pesa 10 mil toneladas como un tren chiquito.

En el metro de la CDMX, estas se utilizan para que los trabajadores del metro puedan desplazarse en las noches, cuando el servicio está interrumpido y no tengan que mover un tren entero solo para que dos mecánicos lleguen a su destino.

Claro, al ser de este sistema de transporte, comparte los colores y el diseño de los metros adultos, y funciona de la misma forma, pero se ocupa para cosas muy diferentes.

Al igual, mientras se da servicio, se utiliza para transportarse a los sitios donde ha habido percances y se ha tenido la oportunidad de verlo en su hábitat natural a los ojos de todos, pero esto es algo bastante raro de ver.

Gracias a la dresinas es que el nuestro metro puede darse el lujo de dar mantenimiento rápido y eficiente a sus sistema, que de por sí ya es bastante caótico y lo sería mucho más si no tuviéramos a estos bebecitos haciendo su chamba como si se tratara de convoyes expertos y bien curtidos en la batalla por un lugar en hora pico.

Ahora ya lo sabes. El metrobebé es una de las grandes proezas de nuestro sistema de transporte colectivo. Es el héroe silencioso y modesto que hace el trabajo sucio mientras tú te peleas para llegar a tiempo al trabajo o a la escuela y hay que aprender a valorarlo como se debe.

Con información de Chilango.