Hombres engordan hasta 8 kilos después de tener un hijo: estudio

Un estudio reveló que los padres primerizos suben hasta 8 kilos después del nacimiento del bebito

Las mujeres son quienes sufren el embarazo y quienes tienen que aguantar, en su mayoría, los trabajos de cuidado, pero un estudio científico reveló que los hombres engordan hasta ocho kilos después de tener un bebito (pobres cositas feas).

LEE TAMBIÉN:

Mujeres duermen mejor con sus perritosbebé que con sus novios: estudio

Por fin puedes dejar de mentirle :)Aunque te diga que no es así, la ciencia descubrió que las mujeres duermen mejor cuando están con sus mascotas que con sus novios.

Según el estudio publicado por la Universidad de Northwestern en Estados Unidos a cargo del Doctor Craig Garfield, los hombres llegan a subir hasta 8 kilos después de que sus parejas paren un bebito.

Quién

De acuerdo con la investigación, publicada en el Journal of Men’s Health, el subidón de tamales es porque a los vatos les produce estrés y ansiedad la posibilidad de no ser buenos padres (este es el momento donde tiras la carcajada).

Los resultados se obtuvieron después de analizar 10 mil 254 casos de hombres entre los 20 y los 30 años en un lapso de tiempo de 20 años comenzando en 1994 y con casos alrededor de todo el mundo.

Además de notar que la subida de peso era más pronunciada en los padres de edades más avanzadas, también notaron que los índices de masa corporal se elevaron drásticamente después del nacimiento de un bebito.

Según el doctor encargado de esta investigación, los varones suben de peso porque tienen que pasar más tiempo en casa, por el estrés y también por el cambio de hábitos que implica cuidar a un recién nacido.

Esto, claro, es algo que no debería sorprendernos en lo más mínimo ni tampoco debe despertar simpatía en los padres que suben de peso, porque es evidente que esto pasará y que las mujeres son quienes, realmente, sufren cambios drásticos, peligrosos y complejos en sus cuerpos.

Que tú subas ocho kilos por cuidar a tu bebito parece como la propina del precio que pagan en sus cuerpos las mujeres de gestar durante nueve meses, que además llevan cambios fisiológicos y hormonales, no solo el estrés de creer que no vas a ser buen padre.

Con información de Salud 180