Frida Kahlo es la artista mexicana más importante de la historia y hazle como quieras

Frida Kahlo es, posiblemente, la artista mexicana más popular de toda la historia. A 112 años de su nacimiento, queremos dejar claro que no solamente es popular, también es la artista más importante que ha dado este país al mundo.

LEE TAMBIÉN:

¿Khá? ¡El mejor personaje de Hey Arnold está inspirado en Frida Kahlo!

Porque nada es coincidencia en esta vida

Las críticas y las descalificaciones hacia Frida y su obra han sido constantes en toda la historia que recorre su mito: mientras todavía producía y vivía, se le cuestionaba la validez de su obra y los tipos de relaciones que mantenía con hombres y mujeres; ya enterrada con honores y bajo algunos metros de tierra, se le ha dado la etiqueta de “sobrevalorada” y se ha cuestionado su capacidad como pintora y, además, se he negado la trascendencia de su obra.

Y será el sereno, pero Frida es la artista más importante que ha dado este país. Así haya sido una “mala” pintora o así haya recibido ayuda para culminar sus piezas.

Frida Kahlo fue una de las primeras artistas mujeres reconocidas de este país y, por la misma razón, fue atacada. Además se le cuestionaba su vestimenta, influenciada y llena de motivos folclóricos de comunidades originarias de México.

Otro de los motivos que causaba controversia fue su feminidad, por no adecuarse a la imagen de la mayoría de las mujeres en esa época.

Pero hablemos de su obra, en ese momento, el México post-revolucionario exigía que los artistas rindieran tributo a la Revolución y a sus héroes. Así, artistas comunistas y de extrema izquierda, terminaban creando obras magnánimas con el patrocinio del Estado, al que criticaban tanto en producción como en discurso… pero en el caso de Frida no fue así.

Su obra, como la de la mayoría de las autoras mujeres de la época, fue mucho más personal y rompió con las tendencias que monopolizaban los muros y los lienzos para el gobierno mexicano.

La vida de esta pintora se entiende a través de su obra, pero también puede explicar la vida de muchas otras creadoras, muchas otras mujeres y muchas otras personas que puedan ver en cada una de esas pinturas un eco de sí mismos.

Contrario a sus contemporáneos, Frida experimentó con una técnica áspera y rudimentaria, con trazos duros y gruesos, para simplemente gritar lo que acontecía dentro de ella: una mujer rota.

Sus pinturas son el retrato de una vida llena de sueños, sentimientos, también, huesos y músculos, todos rotos. A partir de Frida, como la más popular y trascendente de todos los artistas, se entiende otra forma del arte mexicano, no porque no existiera, sino porque no tenía la visibilidad que ella abrió.

Así mismo, se ha convertido en una de las banderas más importantes para vender la marca “México”, que se ha intentado impulsar a través de innumerables comerciales, pero que ha surtido más efecto con una figura cultural mítica tan importante como Frida Kahlo.

Sus referencias en la cultura popular van desde juguetes, hasta líneas y colecciones de diseños textiles, y son la muestra de hasta dónde ha llegado su nombre por el simple hecho de ser ella misma.

El papel que juega Frida Kahlo es diferente al de la artista magnánima, multitalentosa y excéntrica que otros mexicanos han tenido, como Diego Rivera, José Revueltas o Carlos Fuentes.

Ella tiene el papel de la artista sensible, conectada con el público no selecto para el arte, ese que prefiere ver a Salma Hayek en el cine, que las paredes de un museo que huele a humedad.

Al mismo tiempo, Frida es un gran apoyo para que el arte, en miles de museos y galerías, siga exhibiéndose. Si su nombre está impreso en una carta de presentación, en una ficha y una lona, es mucho más probable que sea visitada.

Su obra ha sido tan trascendental porque así se ha decidido unánimemente, en la imagen colectiva. Poco importa que se piense que está “sobrevalorada” o que su obra no es importante.

Los hechos, materiales e inmateriales, la ubican en la cima de la creación artística de nuestro país y si no te gusta, hazle como quieras.