Fotos del movimiento del 68 captadas por Pedro Meyer
Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

Galería: Los rostros que no conocías del Movimiento del 68

Las fotos nunca antes vistas del movimiento del 68

Hoy aprendí

Galería: Los rostros que no conocías del Movimiento del 68

Galería: Los rostros que no conocías del Movimiento del 68

Porque el 68 no se olvida.

En los 60 ser joven era considerado como una “amenaza” para la sociedad, el gobierno te decía qué vestir, qué escuchar, cómo comportarte y hasta cómo cortarte el cabello.

Shock What GIF - Find & Share on GIPHY

Cosas light como traer el cabello largo o escuchar rock significaban que eras un rebelde, casi casi un criminal. Así que cuando los jóvenes comenzaron a organizarse y manifestarse por la libertad de expresión y democracia, las cosas se pusieron bastante negras.

Los medios de comunicación y el gobierno manipularon la info, mostrando imágenes de una “juventud comunista desenfrenada”, pero afortunadamente fotógrafos como Pedro Meyer lograron capturar otra mirada: un movimiento auténtico y fresco.

2 de Octubre no se olvida

Seguro has escuchado miles de veces dicha frase, pero el movimiento del 68 va más allá de la conocida “Matanza de Tlatelolco”.

Todo comenzó con un par de intervenciones policiacas bastante violentas para detener una pelea entre preparatorias.

El clima lleno de represión provocó que los estudiantes comenzaran a manifestarse y que poco a poco se les unieran trabajadores y amas de casa.

Durante meses los ciudadanos exigieron respeto a sus derechos como la libertad de expresión y pidieron la instauración de una verdadera democracia, sin embargo, el gobierno reaccionó con más represión, al grado de lanzar bazucazos en las escuelas.

El 2 de octubre en la Plaza de las Tres Culturas se convocó a un mitin para seguir protestando contra el gobierno, que perseguía, secuestraba, torturaba y asesinaba a los dirigentes del movimiento.

Así que para ponerle fin al conflicto, el gobierno envió al Ejército y al Batallón Olimpia, quienes dispararon a los civiles, cubriendo la plaza de sangre.

Los ojos que sirvieron de testimonio

Ser fotógrafo era bastante peligroso en esa época, así que muchas fotos conocidas se publicaron sin autor para proteger a los responsables detrás del lente, quienes incluso llegaron a recibir amenazas.

Los rollos de los fotoreporteros eran decomisados por la policía y algunos los tenían que esconder en sus calcetines. Varios de ellos como Enrique Metinides o Daniel Soto cuentan que entregaron el material a sus periódicos pero que desapareció misteriosamente, fue perdido o escondido.

Difundir imágenes de la represión era contradecir a los intereses del gobierno, quien para asegurarse de validar su versión, contrataron a su propio fotógrafo, Manuel Gutiérrez Paredes, conocido como El Mariachito, quien se encargó de registrar marchas y algunos detenidos del 2 de octubre.

En medio de tantos archivos desaparecidos, vale la pena conocer las fotos de Pedro Meyer, quien logró captar los rostros de los manifestantes, con sobriedad, entusiasmo y verdadera indignación por la represión.

Las imágenes muestran un movimiento auténtico, caracterizado por su civilidad y frescura, además de capturar ese México unido que afortunadamente nos tocó volver a ver tras el sismo del 19s.

El movimiento del 68 nos dejó muchas lecciones: aprendimos la importancia de luchar por una mayor libertad de expresión en todos los aspectos, en cuanto a vestimenta, gustos y hasta posición política.

Los jóvenes del pasado fueron asesinados, pero sus acciones siguen floreciendo hoy en día en las nuevas generaciones. Es por eso que es importante recordarlo cada año: el 2 de octubre no se olvida.

Vía: Pedro Meyer

Popular

Arriba