¿De dónde proviene el nombre Guadalupe?

Este 12 de diciembre se cumple un año más de la comentada aparición de la Virgen de Guadalupe en el cerro del Tepeyac, donde miles de mexicanos la visitan para...

Este 12 de diciembre se cumple un año más de la comentada aparición de la Virgen de Guadalupe en el cerro del Tepeyac, donde miles de mexicanos la visitan para mostrar su devoción.

Sin embargo, a pesar del gran culto que se le profesa, pocos saben por qué la Virgen lleva por nombre Guadalupe.0,

¿Por qué se llama así?

Diversos historiadores se han dado a la tarea de investigar el origen de este nombre.

Debido a que su etimología no está del todo clara, algunos estudiosos creen que procede del árabe. Según algunas teorías, el nombre de Guadalupe proviene de la unión de los tres términos wadi-al-lub. Otros especialistas señalan que procede de los términos wadi-lupi.

Pero en realidad no hay nada concreto, pues sí bien Guad” viene del árabe “wad” (río), la etimología de “lupe” es muy discutida.

Según lo estudios más completos, “lupe” viene de “lapis” (piedra) o sea  “río de piedra”; la otra es que viene de la contracción en latín de “lux”  + “speculum” >  luspejo > lujpejo > lupejo > lupe, significando algo así  como “río espejo de luz”)…

Instagram

Un nombre de origen que viene de muy lejos

Para el historiador francés Jacques Lafayeel término significaría “río oculto”. 

Entonces, de acuerdo con esta versión, la Virgen de Guadalupe se llama así por un río situado en Extremadura, lugar de procedencia de Hernán Cortés.

Especial

En 1323 (dos siglos antes que en México) se le apareció a un pastor la Virgen en la sierra de Villuercas, Extremadura, en un cerro vecino al río Guadalupe. Según la tradición, la Virgen le ordenó al pastor que, junto con un clérigo, excavaran donde se había aparecido ya que ahí encontrarían una imagen suya (lo que se halló fue una Virgen con Niño y manto de estrellas con luna abajo).

También ordenó hacer un santuario y la construcción de un convento, donde se debía de dar de comer a los pobres. Las órdenes fueron cumplidas y se creó la leyenda de la aparición de la Virgen de Guadalupe de Extremadura.

Hernán Cortés conocía muy bien esta historia y pudo ser él mismo quien la trajo a México.

Esta es la virgen de Guadalupe que se apareció 2 siglos antes que la mexicana.

Pero, ¿si el vocablo con que se le conoce es de origen árabe, porque se llamó así en México?

Ahora bien, muchos historiadores mexicanos con hartos conocimientos en náhuatl, piensan que fueron los españoles, en especial fray Juan de Zumárraga, los que deformaron un vocablo indígena para nombrar a la Virgen “Guadalupe”. Pero ninguno de estos expertos ha podido establecer de qué vocablo se trata.

Una teoría que presentó la profesora María Delia Buisel dice que el nombre de la Virgen es en realidad un misterio, ya que su nombre fue dado a conocer primeramente a Juan Bernardino, el tío de Juan Diego. Mientras un tal Antonio Valeriano, autor del Nican Mopohua, única fuente documentada de la aparición, fue quien transcribió Guadalupe como la escribimos hoy, a pesar de que en el náhuatl se dificulta la pronunciación de ciertos sonidos, como el de la “g” y la “d”.

Y así habría nacido el “Guadalupe”…

Univisión

Hay que mencionar que Antonio Valeriano era un hombre muy culto y muy versado en latín, griego y, por supuesto, español, además del trívium, el quadrivium y los idiomas indígenas.

Entonces, ¿cuál es la versión verdadera?

Ante todos estos estudios y controversias, el origen más aceptado de Guadalupe está precisamente en el Nican Mopohua . Esto se debe a que cuando fray Juan de Zumárraga escuchó el nombre de la Virgen, supuso que era la misma Virgen de Extremadura que en España era muy venerada.

Giphy

Y bueno, la relación con la de Extremadura sería tal que de hecho el 4 de noviembre de 1982 el papa Juan Pablo II visitó el santuario de la Virgen de Guadalupe de Extremadura y celebró una misa en la que pronunció una homilía sobre las migraciones.

Tras la visita, Juan Pablo II dijo:

“Es indiscutible la estima tan grande que le tengo a la Virgen de Guadalupe de México. Pero me doy cuenta de que aquí están sus orígenes. Antes de haber ido a la Basílica del Tepeyac, debería haber venido aquí para comprender mejor la devoción mexicana.”

¿Será que de allá salió todo?

Especial
Con información de: Panorama Católico Internacional.