Besar a diario es la clave para bajar de peso sin dieta: ciencia

¡Beso, beso, beso!

Si has intentado de todo y aún no puedes bajar de peso, la ciencia se está encargando de encontrar alternativas para ti y descubrió una: besar, besar, besar, besar y volver a besar es una de las formas en que puede ayudarte a quitar esos kilos extras.

Según una investigación publicada en la revista Archives Of Sexual Behavior, en la que escriben los expertos más destacados del estudio de la sexualidad y el comportamiento humano, besar tiene bastantes beneficios y uno de ellos es la quema de calorías que, efectivamente, te ayuda a bajarle el calibre a tus llantitas.

El texto académico revela que en la acción de besar se ocupan alrededor de 30 músculos faciales, que necesitan motivarse y ejercitarse para hacerlo bien y sin que sientas que se te va a caer la mandíbula.

El punto es que al besar, pensando ya en los múltiples músculos que se utilizan, se requieren de entre seis y cien calorías para que pueda suceder, y esto es solo en una sesión de besos, porque no hay límite para qué tanto quieras besar.

Claro eso depende de la intensidad y la duración, pero además ponerse bien cachondo y besar alocadamente también tiene efectos sobre el cuerpo humano. Según Bryant Stamford, Director de Promoción de la Salud de la Universidad de Louisville, durante un beso bien cachondo acá con todo y despeluque, el metabolismo se acelera y hace que todo en tu cuerpo funcione mejor.

Eso significa que todo lo que hagas después de ese momento será más eficiente en tu cuerpo, desde la quema de calorías hasta el procesamiento de los alimentos que ingieres; además de que es bien sabido que los besos ayudan a bajar el estrés y, en general, a hacerte feliz.

Claro que es una gran noticia para todos los que están en pareja o para todos aquellos que no tendrán empacho de besar a quien se les ponga enfrente para completar la dieta, sin embargo sabemos que tú tendrás el problema de encontrar a alguien a quien besar (perdón).

Con información de ActitudFem.