12 carteles de “seguridad laboral” del terror

La carne es débil, las máquinas fuertes

Por si no estabas enterado, el mundo es un lugar mezquino y cruel, y el diseño de carteles a principios del siglo XX era una absoluta y maravillosa disciplina artística. Ya fuera como propaganda política o publicidad de un cabaret, el cartel era un medio poderoso para transmitir ideas y emociones… emociones como el terror.

 

Prueba de ello son estos carteles holandeses de seguridad laboral que procuraban garantizar un ambiente saludable y libre de accidentes. ¿Y cómo pretendían lograrlo? Haciéndote sentir miedo. Mucho miedo.

 

Dedos cercenados, miembros atrapados en la maquinaria, animas y demonios en cada pequeño rincón esperando a hacerte daño; la vida tenía múltiples maneras de deformar los cuerpos y terminarse por meros descuidos. El dolor es real, la amputación violenta también, pero los accidentes son –usualmente– evitables.

 

Así que no digan que no se les advirtió, señores… Porque se les advirtió:

 

 

 

Vía Horror Losers