Los usuarios no están felices con el nuevo sistema de valoraciones de Netflix

Algunos usuarios le están dando el pulgar abajo a los pulgares de la plataforma.

Netflix remplazó su sistema de valoración por estrellas a cambió de un sencillo “pulgar arriba/pulgar abajo”, me gusta/no me gusta. Aunque pareciera que la compañía de streaming estaba dando un paso hacia el futuro, las intenciones no le salieron como esperaba: muchos usuarios están odiando fervientemente el sistema binario.

 

Pulgar abajo para el cambio

Según reporta Polygon, el mayor problema es que el nuevo sistema no permite que los usuarios distingan entre una buena película/serie que se merece sus pulgares arriba y una que solo los tiene porque es popular. Aunque el algoritmo de Netflix intenta “emparejarte” con el contenido más compatible con tu historial, la gente es infeliz con el cambio. La gente usualmente es infeliz con el cambio. De hecho, la gente es infeliz. Punto.

 

También hay usuarios que extrañan enormemente el matiz de las calificaciones por estrellas. Traduciendo a un usuario de Reddit: “El problema con el el pulgar arriba/abajo es que no hay ninguna diferencia entre “Supongo que no odié esta película” y “Esta es la mejor película que he visto en mi vida y quiero ver más como ella”.” Problemas de primer mundo. Algunos podrán decidir no calificar aquellas cosas que les den igual. Sin embargo, quizá eso no sea opción para los obsesivos de valorar TODOS los contenidos. Suerte con ello (y con la vida).

 

Sin embargo, y siendo justos, tampoco es que un sistema de estrellas sea completamente intuitivo. Además, los usuarios los explotaron maliciosamente para curar las sugerencias de la plataforma. ¿Este es el mejor documental de la historia? Hueva, tenga una estrella y sáquese. ¿En la nueva película de Adam Sandler sale la actriz que me gusta? ¡Tenga sus 5 estrellas buen hombre!

 

Quizá solo es cuestión de tiempo antes de que la gente aprenda manipular el sistema a su conveniencia se adapte. Aún así, Netflix está al tanto de las críticas en redes sociales y es probable que el algoritmo siga siendo perfeccionado.

 

Mientras tanto, no se desgarren las vestiduras porque “desperdiciaron” su vida viendo algo que no les gustó.

 

 

 

Vía Polygon