¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Suavecito, suavecito la NASA arremete contra Trump

La mala noticia es que Trump es el "jefe" de la NASA.

La NASA publicó un compendio de fotografías tituladas Images of Change (Imágenes del Cambio) que muestra, según la propia descripción de la agencia espacial, a la Tierra en su estado de fluidez. Es decir, la Tierra cambiando.

Louisiana después de Huracán Isaac. Antes y después.

 

En cada imagen satelital podemos comparar la misma región en dos diferentes momentos (a veces separados por años, a veces por días). Incluso podemos leer una pequeña descripción sobre lo que estamos viendo (cosa que se agradece, porque muchas de las imágenes por sí solas no tienen sentido). Algunas fotografías muestran los efectos de desastres naturales, mientras que otras muestran el claro impacto humano en el ambiente.

Granjas de camarones en Sonora, México. Antes y después.

 

Sean peras o sean manzanas, la constante es el cambio, y un cambio muy relevante.

 

¿Por qué esta -aparentemente- inofensiva y bonita publicación es relevante?

No es por estresarlos, ni asustarlos o dejarlos con el Jesús en la boca, pero, si no estaban enterados, la presidencia de Estados Unidos (la mayor potencia política, económica y militar de nuestros tiempos) la ganó un hombre que niega la influencia humana en el actual cambio climático, y -más importante- niega las consecuencias catastróficas del calentamiento global y -aún más importante- niega que exista dicho calentamiento global.

 

En cuanto Donald Trump -el nuevo POTUS- tomó posesión, desapareció toda mención del calentamiento global y de políticas de sustentabilidad de la página oficial de la Casa (muy) Blanca. Un actor político como Trump es difícil de predecir, pero parece que la negligencia ecológica que se veía venir desde su campaña, de hecho se va a venir, y bien fuerte.

 

Uno de los argumentos que se usan para desacreditar la urgencia de políticas (y economías) sustentables es acusar a los científicos -y sus publicaciones- de estar politizadas. Y siendo justos, lo están, pero por supuesto que lo están; no puedes ver al lobo venir sin gritar “¡lobo!” y exigir a tu congreso local que apruebe leyes anti-lobos… Claro, a menos de que tengas dinero invertido en las acciones del lobo.

 

La división de la NASA dedicada a estudiar y prevenir el acelerado cambio climático, producto de la actividad humana, está en peligro de desaparecer. ¿Será Images of Change el statement sobre el poder de la ciencia y la tecnología contra los “hechos alternativos”? ¿O será una última mentada contra el POTUS su canto de cisne?

Expansión de la mancha urbana en Tucson, Arizona. Antes y después.