Yolanda Saldívar reveló por qué mató a Selena

Yolanda Saldívar asesinó con un disparo de arma de fuego a nuestra Selena (la única Selena) Quintanilla el 31 de marzo de 1995, en el motel Days Inn, en Corpus Christi,...

Yolanda Saldívar asesinó con un disparo de arma de fuego a nuestra Selena (la única Selena) Quintanilla el 31 de marzo de 1995, en el motel Days Inn, en Corpus Christi, Texas. 22 años después, mientras cumple la cadena perpetua y en entrevista con Univisión, Saldívar volvió a hablar del asesinato y explicó por qué hizo lo que hizo.

Teniendo en consideración que una personalidad tan inestable como la de Yolanda Saldívar no es de fiar, hay que tomarse estas palabras con cautela. Aunque realmente no son palabras tan nuevas; la película de 1997 protagonizada por Jennifer López reiteró la idea de que Saldívar realmente no tenía intenciones asesinas y también se sabía que le había robado dinero a la cantante.

Hacerse la víctima para librar responsabilidades

Según la ex-presidente del club de fans y administradora de las boutiques de la cantante, no consiguió ni cargó con el revolver Taurus Modelo 85 .38 con la intención de asesinar a Selena, sino que quería pretender un asalto para evadir la cárcel por los $200 mil dólares que le robó a la cantante. Valdría la pena recordar que ese mismo día Saldívar ya había inventado una violación, declaración que fue desmentida cuando la cantante la acompañó al médico para una revisión. Cuando te dan la mano, pero te agarras del pie y además apuñalas por la espalda….

Selena y Yolanda regresaron al motel, Selena discutió con Saldívar, rompió lazos laborales con ella (cosa que ya había decidido días antes) y al no poder manejar el rechazo y la posibilidad de cárcel y pagar el dinero robado, Saldívar reaccionó de la peor manera; sacando y disparando el arma. Evidentemente su “plan del asalto simulado” se salió de control.

Hoy Yolanda, de 57 años, sigue cumpliendo su cadena perpetua y tendrá que esperar por lo menos 8 años más para solicitar libertad condicional.

200 mil dólares no son absolutamente nada en comparación con nuestra Reina del Tex-mex.

 

 

Vía SDP, Huffington Post