Video capta la lucha por entrar a un vagón de metro Pantitlán

Vivir en la Ciudad de México es una lucha diaria, especialmente si se usa el Transporte Colectivo Metro. Diario podemos ver escenas dantescas de como el fuerte literalmente pisotea al...

Vivir en la Ciudad de México es una lucha diaria, especialmente si se usa el Transporte Colectivo Metro. Diario podemos ver escenas dantescas de como el fuerte literalmente pisotea al débil y de como a veces… sus nalgas se tocan entre sí de forma incómoda. En este caso tenemos un video, que salió hace un par de días en las redes sociales, podemos ver la desesperación con la que algunos usuarios de la estación Pantitlán intentan entrar a un vagón semivacío.

A todos nos ha pasado, sales de trabajar o de la escuela, estás cansado, con hambre… molesto y lo único que quieres hacer es llegar a casa, pero por desgracia hay otros millones de Godínez como tú que también quieren llegar “temprano” y ninguno lo conseguirá porque somos demasiados habitantes en una ciudad con una muy limitada cantidad de madre.

Justo cuando crees que lo lograste y que no habrá novedad en el trayecto, algo pasa. Se va la luz, marcha lenta debido a lluvias, un culero se aventó a las vías o un cocodrilo se comió al conductor, no sabemos exactamente pero algo ha de pasar, eso ténganlo por seguro.

https://www.youtube.com/watch?v=ab-cmE_sjJ0

En el video podemos ver que, al abrirse las puertas del tren, un montón de hombres entran de forma desesperada dando empujones y jaloneos con tal de hacerse con un lugar. Es tal la violencia de esta estampida que incluso podemos apreciar como un mentecato cae y es pisoteado por la manada; es el ciclo de la vida, su cadáver servirá de alimento para las nuevas generaciones de ratas y niños y demás fauna que pulula en este ecosistema.

Uno que ya lleva sus trayectos en esto del Sistema de Trasporte Colectivo sabe que las profundidades de la capital son una ecosistema totalmente diferente al resto de la ciudad. Uno se puede topar con cascadas, ríos y hasta lagos dependiendo de si es época de lluvias o no. Y tu vagón de repente, se ve convertido en submarino.

Así que no se espanten queridos lectores, ya saben a qué atenerse cuando suben al tren subterráneo. Allá abajo es una jungla y tiene sus propias reglas, principalmente la regla del más fuerte y la de poner cara de pocos amigos para que no se la hagan a uno de pedo. Cuídense mucho  porque les puede pasar unas de estas historias que ponemos a continuación.

https://www.youtube.com/watch?v=cLwjS8FTnqA