Debería haber unicornios en el mundo y el video de Flaming Lips lo sabe

El nuevo disco de The Flaming Lips, Oczy Mlody, salió a inicios de este año y no deja de sorprendernos con ese nuevo mundo que la banda de Oklahoma creó...

El nuevo disco de The Flaming Lips, Oczy Mlody, salió a inicios de este año y no deja de sorprendernos con ese nuevo mundo que la banda de Oklahoma creó para su décimo cuarto disco de estudio, el que le siguió al ruidoso The Terror de 2013.

Wayne Coyne, vocalista de la banda, afirmó que Oczy Mlody es más melódico al menos que sus dos discos anteriores.
Ya que pudimos escucharlo completo y ver un poco cómo es ese nuevo mundo a través de los videos que han lanzado, podemos concluir que una noche, de alguna manera atravesaron un agujero en el cielo y llegaron a una realidad donde todo es como un cuento de hadas del futuro, y lo que impera en ese futuro es Oczy Mlody.

Wayne Coyne cabalgando el unicornio que le trajo Oczly Mlody

El más reciente video de Flaming Lips está lleno de colores, luces, cereal con sabor de frutitas, globos, príncipes, glitter, una criatura fantástica y un pensamiento que todos hemos tenido alguna vez en la vida: Debería haber unicornios… con ojos morados.
Esta canción se llama “There Should Be Unicorns” y habla básicamente de lo bonito que sería todo si hubiera unicornios, pues serían realmente ruidosos y podría haber un sol muy candente y esclavos desnudos, y si la policía se aparece, podríamos darles tanto dinero que los haríamos llorar.

Stephen Drozd y Derek Brown, la realeza de Oczy Mlody

 Si, eso es parte de la letra de esta nueva canción, y el video ilustra a la perfección todo, pues podemos ver a Wayne Coyne con unas alas inflables de colores, a un Steven Drozd vestido como la realeza y hasta una lengua llena de diamantina disfrutando sabores extravagantes.

En una entrevista, Coyne describió Oczy Mlody como una poderosa y actual droga que la gente puede elegir consumirla y lo mejor de ella, y que ojalá si existiera, es que el sueño es la cura definitiva para todo. Dormir por meses y curarte.

Esta sustancia mágica te lleva a un momento de infancia perfectamente feliz usando los recuerdos propios del subconscientes y puedes disfrutarlo como más se te antoje. Así fue como Coyne describió este disco antes de lanzarlo, y ahora que ya lo escuchamos y podemos ver con nuestros propios ojos y oír esas historias ya musicalizadas, sabemos que no mentía y la verdad, también quisiéramos probar ese Oczly Mlody. ¿Alguien sabe dónde conseguirlo sin prescripción? O de menos unas alitas tan bonitas o un collar de cerebro como los que usa Coyne en el video, estaría buenísimo.