Uma Thurman arremete magistralmente contra Weinstein: “No mereces una bala”

El jueves fue día de Acción de Gracias en Estados Unidos y la actriz Uma Thurman aprovechó para mandar dos mensajes: uno de agradecimiento por la vida, por las personas...

El jueves fue día de Acción de Gracias en Estados Unidos y la actriz Uma Thurman aprovechó para mandar dos mensajes: uno de agradecimiento por la vida, por las personas que ama y por aquellos que tienen el valor para defender a los demás… y otro contra Harvey Weinstein y sus conspiradores (las personas que apoyaron, protegieron y encubrieron sus sistemáticos abusos y acosos sexuales).

Acompañado de una imagen de su legendario papel de la asesina Beatrix Kiddo (a.k.a. Black Mamba, a.k.a. The Bride) en la cinta de Quentin Tarantino Kill Bill, Thurman escribió:

Feliz Día de Acción de Gracias. Estoy agradecida por hoy, por estar viva, por todos los que amo, y por todos aquellos que tienen la valentía para defender a otros.

Y entonces hizo referencia a una reciente entrevista que le hicieron, en la que le preguntaron sobre las acusaciones de violencia sexual en Hollywood:

Recientemente estaba enojada, y tengo algunas razones, #yotambién, en caso de que no lo hayan adivinado por la expresión en mi rostro. Creo que es importante tomarte tu tiempo, ser justa, ser precisa, así que…

Y aquí la cosa se puso exorbitantemente pateatraseros:

¡Feliz Día de Acción de Gracias para todos! (Menos para ti Harvey, y todos tus perversos conspiradores – Me alegra que vaya lentamente [tu ruina] – no mereces una bala) –manténganse sintonizados Uma Thurman.

¡PUM! ¡AUCH! ¡Brava! Que te digan que no mereces un final rápido y además lo aderecen con referencias a Kill Bill (cinta sobre una épica y bien ganada venganza)… ¡BRAVA!

“Prefiero esperar…”

En la entrevista a la que hacía referencia, Thurman se negó a dar su opinión sobre las –recientemente expuestas– acusaciones de abuso sexual, alegando que prefería no hacerlo estando enojada (claramente Thurman estaba muy molesta), pero en cuanto estuviera lista, diría lo que tiene que decir.

Bienaventurada seas, Uma Thurman, bienaventurada seas que finalmente te encuentras con las palabras que quieres decir.

Aunque Kill Bill –en tanto cinta de Miramax– fue una producción de Weinstein, aprovechamos que Thurman misma la resignificó como un símbolo de su propio poder y de su agencia frente a la violencia para recordar uno de sus más gloriosos momentos (y sí, tiene que ver con una muerte muuuuy lenta):