Turistas mataron a una delfín bebé por tocarla y sacarle fotos

El mundo es mezquino y cruel, pero es aún más mezquino y cruel para los más inocentes. Una delfín bebé en etapa lactante quedó varada en Mojácar, una playa al...

El mundo es mezquino y cruel, pero es aún más mezquino y cruel para los más inocentes. Una delfín bebé en etapa lactante quedó varada en Mojácar, una playa al sur de España, y falleció por consecuencia del trato “humano” que recibió.

 

Cientos de turistas curiosos se acercaron a la lactante perdida para tocarla, acariciarla (incluso tapando su espiráculo) y sacarla del agua para tomarse fotos con ella. Idiotas.

 

Según Equinac, una asociación dedicada al rescate de fauna marina en peligro, los delfines son muy susceptibles al estrés, por lo que la manipulación a la que fue objeto la bebé le provocó un paro cardiorrespiratorio.

 

Los socorristas de la playa no lograron apartar a los tarados necios en ver de cerca al animal, así que cuando llegaron las personas de Equinac, la bebé ya estaba muerta. Cosita.

 

Además de recordarnos que somos unos tarados egoístas, la asociación también liberó una guía sobre qué hacer (y qué no hacer) en caso de encontrarse un animal varado. Las especificaciones entre tortugas y cetáceos cambian, pero lo básico es no permitir que una muchedumbre se junte, conservar la calma y no generarle estrés necesario al animal.

 

Además, fuera de lo que pareciera ser el sentido común, no hay que regresar al animal al mar. Si un animal marino queda varado, es porque tiene un problema, y sin la evaluación de un especialista, regresarlo al mar sería condenarlo a una muerte segura.

 

 

 

Vía Excelsior