Trump se comprometió a respetar la politica de “una sola China”.

El presidente Trump se comprometió, a petición del presidente Xi, a respetar la política de "una sola China"", según apuntó la Casa Blanca en un comunicado.

El presidente Donald Trump parece que ya se está dando cuenta que es muy fácil hablar en campaña, pero cuando se trata de llevar a la práctica sus promesas, la situación cambia radicalmente. Ahora, el líder norteamericano reculó su postura hacia China y ya acordó con el mandatario Xi Jinping a mantener la política de “una sola China”.

De acuerdo con la Casa Blanca, Trump y el presidente chino mantuvieron una conversación telefónica, la cual calificaron como “larga” y “extremadamente cordial” (claro, no es lo mismo hablar con el presidente de Australia ni de México que con el de China), en la que abordaron “numerosos temas”. Una de las cuestiones que deliberaron fue sobre los comentarios que Trump hizo acerca de la política de “una sola China” y sus amenazas de reconocer a Taiwan, tras ganar las elecciones.

Toda esta controversia sobre esta política empezó cuando Trump habló con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, luego de salir vencedor en los comicios de noviembre pasado. Esto supuso el primer contacto de más alto nivel entre Taipei y Washington en casi 40 años. Cabe recordar que China considera a Taiwán como una provincia rebelde y, desde 1979, Estados Unidos ha reconocido el territorio como parte de China.

Como todo mundo sabe, durante su campaña y también como presidente, Trump ha mencionado en su discurso que muchos países han abusado de Estados Unidos y culpó a China (además de México) del déficit comercial de Estados Unidos y de la pérdida de puestos de trabajo debido a las deslocalizaciones, una tendencia que ha prometido invertir con mano dura frente a Pekín.

Pekín advirtió entonces que sin el principio de “una sola China” se acabaría la estabilidad en las relaciones bilaterales y según publicaban recientemente los medios estadounidenses, Xi se había negado a conversar con Trump hasta que este adoptase el compromiso que finalmente ha tomado, aunque sí se habían enviado dos cartas. El portavoz chino del Ministerio de Asuntos Exteriores, Geng Shuang, enfatizó entonces que “la cuestión de Taiwán es realmente un interés central para China”.

Pero en la reciente conversación entre estos dos mandatarios, ambos líderes “también extendieron invitaciones para visitar sus respectivos países” y mostraron interés por “próximas conversaciones con resultados muy exitosos”. Los dos líderes también extendieron invitaciones a reunirse en sus respectivos países.

¿Que pasó Trump, pues no decías que mano dura y que nadie te iba decir lo que tenías que hacer?