Reclusas de Neza tejen “Fridas” de estambre para ayudar a los damnificados

La solidaridad para con los damnificados del 19s viene de todos lados, incluso de los reclusorios de Ciudad Neza, en donde decenas de reclusas están colaborando al tejer y vender...

La solidaridad para con los damnificados del 19s viene de todos lados, incluso de los reclusorios de Ciudad Neza, en donde decenas de reclusas están colaborando al tejer y vender versiones de estambre de la perrita rescatista Frida.

Decenas de mujeres de los penales de Barrientos, Ecatepec y Nezahualcóyotl Sur tejen personajes de estambre, entre ellos perritos rescatistas, para recaudar fondos para los damnificados por el sismo del 19 de septiembre.

Las Fridas están elaboradas a mano con estambres de la mayor calidad posible, porque ellas planean competir con los mejores productos del mercado. Cuando la catástrofe golpeó a diversos estados de la República Mexicana, estas mujeres vieron la oportunidad de confeccionar a Frida y a Titán, dos de los perros rescatistas más famosos, para sumarse a los esfuerzos de reconstrucción.

Esta labor es realizada a través de La Cana, una organización que busca crear oportunidades de trabajo digno para mujeres encarceladas. Algo que tristemente es más difícil de encontrar de lo que se cree. La Cana ya cuenta con cuatro años de trabajo, siempre con la finalidad de mejorar la calidad de vida de las internas y de ayudarlas en su reinserción en la sociedad. Daniela Ancira, una de las socias fundadoras de La Cana comentó:

“Empezamos cuando éramos estudiantes de Derecho […] Teníamos como 19 o 20 años, íbamos en los primeros semestres de la carrera […] Conocimos el penal [de Barrientos] y nos dimos cuenta de las deficiencias que había en el sistema penitenciario y decidimos comenzar con la necesidad más urgente e inmediata que era la económica, porque ahí nos dimos cuenta que todo cuesta, desde el agua caliente hasta la comida”, lamentó.

Ancira recordó la reacción de las reclusas cuando entendieron la magnitud del sismo. Como todos los involucrados en labores de rescate y ayuda, la organización tomó una situación oscura para generar un símbolo de esperanza.

“Ese día [19 de septiembre] en la noche una de ellas me dijo: ‘me contaron mis familiares que hay unos perritos rescatando gente. ¿Por qué no hacemos un peluche de perrito y lo vendemos? Recaudamos para apoyar a los afectados del sismo”.

La idea cobró fuerza en el grupo, muy pronto todas pusieron manos a la obra.

“No sabes el cambio que han tenido, [una de las prisioneras] dijo: ‘me siento muy impotente de estar encerrada aquí y no poder ayudar’. Ahora para ellas ha sido como agarrar esta tragedia un poco más positivo, sintiéndose parte de una causa mayor” [SIC]

Las trabajadoras han rechazado los ingresos de esta venta excepto con los necesarios para adquirir la materia prima ya que desean sumar lo antes posible una cantidad considerable para comenzar con la reconstrucción de nuevos hogares para quienes lo perdieron todo.

Hasta hoy todos sus productos se agotaron, pero ya mandamos a hacer más y seguiremos haciendo para tener una mayor recaudación

Es enternecedor que la gente que menos tienen, sean también las que ofrezcan lo poco que tienen a gente aún más desafortunada.

En cuanto a los fondos que reunamos, decidimos donarlos a un proyecto que es de una persona cercana a nosotros, [el proyecto] se llama Échale a tu Casa; es una fundación que lleva varios años funcionando y que se va a dedicar a reconstruir viviendas.

Échale a tu casa es una empresa enfocada en la fabricación de casas dignas para los menos afortunados, la cual, al parecer, no castiga de manera tan brutal la economía familiar.

¿Qué te parece esta iniciativa? ¿Te gustaría tener una de estas Fridas tejidas?

 Con información de: Universal