Este perrito escapó del huracán Harvey con todo y costal de comida

Otis, un perrito de la ciudad de Sinton, Texas, logró escapar de la devastación que el huracán Harvey esparció por todo el sur de los Estados Unidos y demás consiguió...

Otis, un perrito de la ciudad de Sinton, Texas, logró escapar de la devastación que el huracán Harvey esparció por todo el sur de los Estados Unidos y demás consiguió hacerlo con todo y su costal de comida favorita.

El momento fue captado por Tiele Dockens, una habitante del pueblo, quien, al ver al perro caminando con la bolsa de croquetas en la boca le sacó rápidamente una foto, la cuál subió a las redes sociales en donde se hizo viral.

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10155437802501839&set=a.10150293372646839.352788.509421838&type=3&theater

 Este perro está caminando por Sinton, Texas con una bolsa entera de comida. LOL #refugiado. Para su información, el dueño ha sido encontrado. No es un perro callejero, simplemente se escapó de su casa. Se llama Otis.”

Muchas regiones del estado del sur de la Unión Americana quedaron devastadas por el paso del Harvey el pasado fin de semana. Miles de personas y animales alcanzaron a llegar a los refugios preparados por el gobierno mientras que otros se mantienen como desaparecidos, por fortuna, las redes están ayudando a que algunos de los extraviados sean encontrados por los familiares.

Aunque Tiele originalmente pensó que Otis era un perro callejero y ladrón, la usuaria de Facebook notó el collar con el nombre del animal, lo que le hizo darse cuenta de que se trataba de un animal domesticado… y ladrón.

La foto, ayudó a la familia de Otis, un pastor alemán mezcla, a reencontrarse con su perro.

Otis posa junto a su dueño, Salvador Segovia (Facebook/ Salvador Segovia)

El dueño de Otis, Salvador Segovia, de 65 años, logró hallar a su perrito gracias a esta foto. Explicó que su mascota se había escapado de la casa un poco antes del paso del huracán Harvey.

“Otis es un perro listo, sabe donde conseguir sus bocadillos”; explicó Segovia, quien supone que su mascota “consiguió” la comida en la tienda donde usualmente la familia la compra para él.

Salvador declaró además que el canino es un elemento vital para su familia ya que al parecer, es un perro muy entrenado. ¿Para hurtar?, no, para cuidar de un niño enfermo. Otis es el perro de asistencia de su nieto, un niño que sufre de asma y fuertes ataques epilépticos.

Otis ya fue reunido con su familia al momento de la redacción de esta nota, sin embargo desconocemos si la familia planea pagar por el costal que el perrito se adjudicó.

Con información de: The Washington Post