Los outfits que no queremos ver en los Grammys

La música y la moda siempre han estado relacionadas, sin embargo, el resultado no siempre es un look chingón, hay modelitos que nos dañan la vista más que ver a...

La música y la moda siempre han estado relacionadas, sin embargo, el resultado no siempre es un look chingón, hay modelitos que nos dañan la vista más que ver a una quinceañera con vestido fosforescente en el Ángel.

Así que en víspera de la entrega número 59 de los Grammy, justo cuando a los artistas se les ocurre sacar sus outfits más extravagantes, decidimos recopilar los peores fails que se han visto en la alfombra roja y que esperamos no se repitan en 2017 (virgencita plis).

Comenzamos con algo vintage, en 1998 la rapera Lil Kim fue poseída por brillitos, transparencias y horribles trends noventeros de belleza que incluían delinearse los labios tipo chola.

Después en los dosmiles, Cher llegó a los premios usando un vestido que nada tiene que ver con su personalidad y parece salido del closet de alguna tía rica punk cool, pero que nomás no combina con sus caireles.

Con todo y el boom de “swagga like us”, M.I.A. nos hizo tener muchos sentimientos encontrados con su outfit de catarina embarazada.

Nuestra querida Riri es experta en llamar la atención con ropa ultra sexy que resalta su escultural cuerpo, sin embargo, en 2011 apareció envuelta en escarcha navideña.

Ya para terminar nuestro conteo y antes de dejarte ciego; no podía faltar la reina de de los vestidos con carne, sin duda, su llegada en un cascarón cargado por modelos se lleva el premio a lo que definitivamente no queremos ver en los Grammys.