Niñita pide empleo en Google y el CEO le responde

Una niña de nueve años le mandó una solicitud de empleo al CEO de Google para contarle todo lo que hace y qué cosas le gustan, para ver si tenía...

Una niña de nueve años le mandó una solicitud de empleo al CEO de Google para contarle todo lo que hace y qué cosas le gustan, para ver si tenía suerte y en una de esas, la contrataba.

Chloe Bridgewater es una niña inglesa de 7 años que tiene muchos planes para su futuro, desde trabajar en una fábrica de chocolates, ser nadadora olímpica, y hasta hacer algo en las increíbles oficinas de Google. Este interés tan peculiar de una niña tan pequeña en ese trabajo surgió un día que platicaba con su papá y le preguntó en qué consistía su trabajo como gerente de ventas de partes de refrigeradores, después de la explicación, que suponemos se le hizo algo aburrida, Chloe preguntó a su papá que si no fuera ese su trabajo, en qué otro sitio le gustaría trabajar.

El señor Bridgewater le contó a su hija sobre Google. “Dije que Google sería genial y ella preguntó por qué, así que le mostré  fotos de sus oficinas y las geniales cosas que hacen”. La pequeña quedó enganchada después de ver el campus de Google en Silicon Valley, con sillones puff, go-karts y resbaladillas.

A Chloe también le convenció la idea de trabajar en Google, así que decidió enviar una solicitud de empleo y con ayuda de su papá, escribió una carta. En su “solicitud”, ella confesaba no saber realmente cómo se pedía trabajo. “Realmente no sé cómo se hace una solicitud de empleo, pero papá dijo que una carta funcionaría por ahora”. La  carta es realmente honesta y enternecedora:

 

Esta es la carta que Chloe mandó al CEO de Google

Querido jefe de Google
:

Mi nombre es Chloe y cuando sea más grande me gustaría trabajar en Google. También me gustaría trabajar en una fábrica de chocolates y ser nadadora olímpica. Voy a clases de natación los sábados y un martes. Mi papá dice que trabajando en Google, podría sentarme en sus puff, bajar por las resbaladizas y manejar alguno de los go karts que tienen.
Me gustan las computadoras, tengo una tablet donde juego los juegos que tiene, como uno que me puso mi papá donde tengo que mover a un robot y poner unos cuadros hacia arriba y hacia abajo, él dice que sería bueno para mi aprender sobre computadoras, y también que algún día me comprará una. Tengo 7 años y mis maestros le han dicho a mis papás que soy muy buena en clases, en deletreo, en lectura y hasta en las sumas.
Mi papá me dijo que si me esfuerzo siendo buena y aprendiendo, un día podría tener un trabajo en Google.

Mi hermana Hollie también es muy lista, pero a ella le gusta vestir a sus muñecas, tiene 5 años.

Mi papá dijo que debería mandarle una solicitud de empleo para conseguir trabajo en Google. No sé realmente qué sea eso, pero dijo que una carta funcionaría por el momento.
Gracias por leer mi carta, sólo he mandado otra carta en mi vida y era para Papá Noel. 


Adiós. 

Chloe Bridgewater, 7 años.

Seguramente al “jefe de Google” le llegan miles de solicitudes de empleo todos los días, pero esta hermosa carta le enterneció tanto el corazón, que envió una respuesta también muy linda para Chloe.

Esta es fue la respuesta de Sundar Pichai, CEO de Google

Querida Chloe:
Muchas gracias por tu carta. Me alegra que te gusten las computadoras y los robots, espero que continúes aprendiendo sobre tecnología. Creo que si sigues trabajando duro y siguiendo tus sueños, puedes lograr todo lo que te propognas: desde trabajar en Google hasta nadar en los Juegos Olímpicos. Espero recibir tu solicitud de empleo cuando hayas terminado la escuela! 🙂 Todo lo mejor para ti y tu familia.
Sundar Pichai, CEO

Con esta carta tan linda y honesta, Chloe, con sus siete añitos nos dio a muchos adultos una lección de vida: Si quieres algo, no sólo debes desearlo, debes hacer algo, salir y buscarlo hasta que tengas alguna respuesta, o logres lo que tenías en mente.
Esperamos que en el futuro, Chloe logre su trabajo en el lugar soñado donde podrá manejar go-karts y aventarse en resbaladilla

Chloe y su papá