Fúrica mujer de Sonora golpea a su familia por… ¡¿un “Gansito”?!

Cuando el estrés por el calor y el cansancio en el trabajo o la vida cotidiana llegan a su límite, uno puede ser capaz de cometer grandes barbaridades y el...

Cuando el estrés por el calor y el cansancio en el trabajo o la vida cotidiana llegan a su límite, uno puede ser capaz de cometer grandes barbaridades y el detonante puede ser cualquier cosa, como un “Gansito”.

Edna “S”, es una mujer originaria de Ciudad Obregón, Sonora, quien al salir de su trabajo en la maquiladora se dispuso a descansar después un día duro de labores.

Para hacer más plácido su bien merecido descanso, Edna se dirigió a su refrigerador con el fin de degustar el popular pastelito, el cual había colocado en el congelador para que estuviera fresco y delicioso a la hora de ver la televisión.

Pero grande fue su sorpresa y enojo cuando descubrió que alguien se había comido su apreciado “Gansito”. Llena de ira por no encontrarlo, Edna se fue a los golpes en contra de sus hermanas, pues al parecer, no era la primera vez que su postre favorito desaparecía del “refri”.

Su madre, al ver la gresca, intentó detenerla pero fue recibida a golpes por una eufórica Edna.

Debido al alboroto generado por la pelea, los vecinos llamaron al 911. Al lugar de lo hechos llegaron elementos la Policía Municipal y encontraron a Edna con un cuchillo en la mano amenzando a su familia.

Los agentes pudieron desarmarla y posteriormente constataron la gravedad de las heridas de su madre y de sus hermanas. 

Afortunadamente, la pelea solo dejó dos personas lesionadas.

¡La sangre casi llegó al río y todo por un simple “Gansito”!