Mexico empata con USA y deja muchas dudas rumbo a la Copa Confederaciones

El día de ayer domingo ( 11 de junio), México se enfrentó a su archirrival Estados Unidos en el Estadio Azteca y pese a que tenía todo para poder clasificar...

El día de ayer domingo ( 11 de junio), México se enfrentó a su archirrival Estados Unidos en el Estadio Azteca y pese a que tenía todo para poder clasificar ipso facto al Mundial de Rusia 2018, ahora tendrá que esperar hasta septiembre para poder hacer oficial su pase a la fiesta mundialista.

Si bien los los dirigidos por Bruce Arena no jugaron con su mejor nivel, en el primer tiempo, Bradley sorprendió con un golazo a Memo Ochoa, que al parecer venía en mood Granada, y puso a temblar por un momento a la afición mexicana.

Sin embargo, minutos más adelante, por medio de otro golazo, Carlos Vela emparejó los cartones para dar tranquilidad  a los de Juan Carlos Osorio.

La consigna de los dos equipos fue clara: no perder. No había necesidad de emplearse a fondo. Un empate le daba las esperanzas necesarias a los estadounidenses y México no ponía en peligro su pase a Rusia.

Cierto es que el esquema de Osorio tuvo que ser modificado debido a la baja sensible del Tecatito Corona, pero también es cierto que Osorio se le acaba el tiempo si es que pretende que la selección azteca por fin pueda aspirar a ser más que un mero animador.

Ahora, en la Copa Confederaciones de Rusia 2107, México está obligado a mostrar más nivel del que exhibió el domingo y de una vez por todas vencer esos terribles fantasmas que arrastra desde el siglo pasado.

Estados Unidos, por su parte, tiene que volver a poner orden en su esquema de juego, algo que Bruce Arena sabe hacer muy bien y no dudamos que , aunque sea de último momento, pueda lograr su clasificación para Rusia.

México inicia una nueva aventura en la Copa Confederaciones, que lo medirá, de primer momento, con el Portugal de Cristiano Ronaldo. Es aquí es donde se va ver de qué están hechos los mexicanos o si solo se trata, una vez más, de un espejismo alimentado por las televisoras y el amor incondicional de la afición.

Y si, la verdadera fiesta no se dio en el terreno de juego, sino en la gradas, donde la afición verde acompañada de la de las barra y estrellas, se unieron ante un enemigo en común: Donald Trump.

https://twitter.com/VikGarcia6/status/874040798224019457