El “Libro Vaquero” ahora combate la corrupción

Por si no lo sabes, el "Libro Vaquero" es una historieta mexicana que data de 1978 y utiliza los motivos del género del Viejo Oeste, o western.

Si eres de los que se metía al WC a leer tranquilamente el “Libro Vaquero” porque te daba pena hacerlo en público, ahora podrás hacerlo con toda la tranquilidad del mundo en el metro o micro sin que la doña de lado te mire como depravado o los chicos te miren como “naco”.

Todo esto gracias a que la consultora Ethos y el Caucus Anticorrupción de la Cámara de Diputados crearon una edición especial del “Libro Vaquero Anticorrupción”, que consta de 138 mil ejemplares gratuitos para su difusión en el país.

De éstos, 118 mil de ellos estarán insertados en próximas ediciones de la revista real, mientras que los demás se repartirán por otras vías, como universidades o espacios públicos.
Si no sabes qué tan grave es la corrupción en México, te mencionamos que éste problema nos cuesta entre 2 y 10 por ciento del Producto Interno Bruto del país.

Otro claro objetivo de tal libro es mostrar a la ciudadanía de manera sencilla que, además de que la corrupción se da entre autoridades y funcionarios públicos, son ellos mismos quienes también se ven involucrados.

En las páginas de la publicación se contarán historias con el fin de informar a la ciudadanía acerca del problema de la corrupción e invitarlos a formar parte del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA).

La historieta contará con lenguaje sencillo y coloquial puesto que las reglas bajo las que se rige el SNA son demasiado complejas.

Por si no lo sabes, el “Libro Vaquero” es una historieta mexicana que data de 1978 y utiliza los motivos del género del Viejo Oeste, o western.

Según sus canales oficiales, fue la primera revista de bolsillo que circuló en México y abrió un mercado de consumo popular que alcanzó a millones de personas en los años ochenta; llegó a publicar millón y medio de ejemplares a la semana en el año 1986.

Así que ahora sí podrás ir a comprar sin pena alguna y hasta podrás prestarlos a tus sobrinos, hijo y hasta tu novia. ¡Será sensacionalmente educativo!

Vía: El Financiero