La NASA revela 7 exoplanetas posiblemente habitables

Los planetas se encuentran en el sistema solar de Trappist-1.

La NASA anunció hoy que encontraron, a tan sólo 40 años luz, 7 exoplanetas posiblemente habitables en el sistema de Trappist-1. Los planetas fueron observados con el telescopio espacial Spitzer, aunque la estrella de este sistema fue encontrada -y apodada- por el observatorio TRAPPIST, en 2016.

 

No todas las estrellas son iguales

Trappist-1 es una enana fría, es decir, una estrella muy pequeña con temperaturas relativamente bajas (unos 2,430 °C). Los planetas que la rodean están muy cerca unos de los otros. Si pudiéramos pisar la superficie de alguno de estos planetas, veríamos al resto tan cerca como nuestra propia Luna.

A la izquierda nuestro Sol, a la derecha Trappist-1

 

¡Tú no eres mi Tierra verdadera!

Los 7 planetas son rocosos (o sea, tienen superficies firmes) y tienen tamaños similares a la Tierra. Además, 3 se encuentran en la zona habitable, aunque los 7 podrían tener agua líquida. PERO OJO, no se ha encontrado ninguna señal de agua en estos planetas (aún). Por el momento tampoco sabemos si estos planetas tienen rastros de metano u oxígeno, pero será cuestión de esperar para que los astrónomos lo averigüen.

 

 

¿Qué significa este descubrimiento para nosotros?

Para los científicos es como haber descubierto un santo grial astronómico. Sin embargo, para el resto de nosotros, los legos, no significa demasiado… por el momento. Es un hecho que un día el Sol morirá e incinerará a la Tierra. Si no nos matamos antes, obligatoriamente la raza humana tendrá, tarde o temprano, que emigrar de planeta para sobrevivir indefinidamente.

 

Con nuestra actual tecnología tardaríamos 44 millones de años para llegar a Trappist-1. Pero lo más importante del anuncio de hoy es que encontrar nuestro futuro en el cosmos no es cuestión de suerte, sino de tiempo.

Así se compara uno de los planetas de Trappist-1 con la Tierra.