¿Las líneas blancas en el Snap de Kim Kardashian son cocaína?

Ayer a Kim Kardashian se le ocurrió compartir un poco de su vida en Snapchat, pero se le olvidó darle una buena limpiada al lugar donde estaba, y le caímos...

Ayer a Kim Kardashian se le ocurrió compartir un poco de su vida en Snapchat, pero se le olvidó darle una buena limpiada al lugar donde estaba, y le caímos en la movida.

En la mesa que hay detrás de ella en la foto que compartió, se pueden ver dos líneas blancas de polvo e inmediatamente todos las relacionaron con unas tentadoras líneas de caspa del diablo.

Pero ya con toda la evidencia suelta, Kardashian, de 36 años, aseguró que las líneas blancas no son cocaína, si no que es sólo azúcar de unos dulces que compró en su visita a la tienda de dulces Dylan’s Candy Bar más temprano en el día.

Como nadie se la compró y era más creíble la versión de las líneas de perico, Kardashian aclaró los rumores en su Twitter hoy para aclarar los rumores, el güey que la cachó y lo publicó, al parecer recibió muchas interacciones y ahora ya hizo su cuenta privada, pero no sin antes recibir una respuesta de la esposa de Kanye West

”No juego con rumores como este, así que voy a acabar con esto rápido. Es azúcar de nuestros dulces que compramos hoy en Dylan’s Candy Shop “

Podríamos creerle pues la Kardashian del trasero prominente y su hija definitivamente visitaron la tienda de dulces ese día, pero aún así, muchos usuarios de Twitter todavía no están convencidos de que esas pícaras líneas de polvo blanco en la mesa sean azúcar y no cocaína, porque además, ¿ a quién se le riega de esa manera tan ordenada el azúcar de sus dulces?… BAIA BAIA

https://twitter.com/sorcierebaby/status/884828690772746242

https://twitter.com/drugproblem/status/884830835811024896

Pero bueno, tal vez si está diciendo la verdad y esas coquetas y bien acomodadas líneas de polvo blanco en la mesa, sean las sobras de azucar glass de algun rico dulce que compró la Kardashian para su hija pero a la morra no le gustó y entonces lo dejó botado por ahí, así que su mamá se lo tuvo que comer y no se dio cuenta de que un poco de la espolvoreada que le daba sabor se había quedado en la mesa. Así pasa.

No es cocaína, es azúcar

[Vía: someecards.com]