Mexicanos agradecen a Japón colocando un chaleco similar al de Frida en la estatua de Hachiko

La admiración y el agradecimiento por los rescatistas japoneses que vinieron a ayudar a México después del sismo del 19 de septiembre se ha hecho presente en el mismo Japón....

La admiración y el agradecimiento por los rescatistas japoneses que vinieron a ayudar a México después del sismo del 19 de septiembre se ha hecho presente en el mismo Japón.

Cuando dos mexicanos residentes en el lejano oriente, Edgar y Kika, se enteraron de las proezas de los rescatistas japoneses en México, decidieron homenajear a estos héroes nipones colocando un chaleco similar al que usa la perrita Frida en la estatua del famoso perro Hachiko.

Fans japoneses

Cabe recordar que a esta heroína peluda fue llamada cariñosamente “Marina-Chan”, pues pensaban que así se llamaba por la etiqueta de la Secretaría de Marina que está escrita en su chaleco. El sufijo “chan” se lo otorgaron porque denota afecto.

Esta estatua de Hachiko se encuentra en el emblemático barrio de Shibuya, ubicado en Tokio.

https://twitter.com/wagashidagashi/status/912540644278538240

¿Quién es Hachiko?

Este perro de la raza akita nació allá por 1923. Los japoneses le tienen una gran estima debido a la gran lealtad que le profesó a su dueño, el profesor Eisaburo Ueno, aún después de su muerte.

La lealtad es una cualidad muy apreciada por los japoneses y debido a eso le construyeron una estatua al famoso can. Hachiko es tan apreciado en ese país que hasta películas le han hecho en su honor.

Vínculos fortalecidos

El aprecio que se tienen ambos países no es cosa de hoy. Recordemos que muchos Topos mexicanos han ayudado en tareas de rescate cuando han sucedido temblores y tsunamis en esa bella nación.

Por su parte, el jefe de los rescatistas nipones que vinieron a portar su granito de arena después del pasado sismo de 19 de septiembre, mencionó antes de partir a su país que tenían que responder al llamado de ayuda de nuestra nación por la amistad que los unía.

¡Gracias por todo amigos japoneses!

Vía: El Universal