Un iceberg de 5.800 kilómetros se desprendió de la Antártica

Uno de lo iceberg más grandes jamás registrados se ha desprendido de la Antártida, el continente de hielo en nuestro hemisferio sur. Tentativamente el iceberg será nombrado A68.   ¿Qué...

Uno de lo iceberg más grandes jamás registrados se ha desprendido de la Antártida, el continente de hielo en nuestro hemisferio sur. Tentativamente el iceberg será nombrado A68.

 

¿Qué pasó?

El iceberg tiene una superficie de unos 5.800 km² (4 veces más grande que la ciudad de México) y se calcula que pesa mil millones de toneladas. Originalmente estaba adherido a la plataforma de hielo Larsen C. Este iceberg es el tercer desprendimiento más grande que hayamos registrado desde que tenemos uso de satélites. Se estima que la plataforma se rompió entre el 10 y el 12 de julio.

La grieta en la plataforma de hielo Larsen C en la península antártica.

 

¿Por qué pasó?

Aunque los efectos del calentamiento global son… globales (¡duh!) y permean en todos los sistemas naturales de la Tierra, el desprendimiento del iceberg es atribuido al ciclo natural de los grandes cuerpos de hielo. Usando satélites de la Agencia Espacial Europea, la fisura fue observada y monitorizada por científicos desde hace meses, quienes advirtieron que el desprendimiento era inminente.

 

La península antártica técnicamente tiene una gran plataforma de hielo nombrada Larsen, que se dividía en cuatro secciones: Larsen A, B, C y D. Larsen A era la más pequeña y distal y se desintegró en 1995, mientras que Larsen B se desintegró en 2002.

Imagen de Reuters.

 

Sin embargo, vale la pena recalcar que la degradación de estas superficies de hielo se ha acelerado en los último años.

 

¿Qué tan grave es?

En principio, el nivel del mar no se verá afectado, pues el iceberg desprendido ya se encontraba flotando sobre el océano. La diferencia es que ahora el iceberg está a la deriva, su trayectoria es difícil de predecir y podría ser un peligro para los barcos aledaños. No hay ninguna ruta comercial importante cerca de la península antártica, pero sí es una zona recorrida por cruceros turísticos.

 

Aunque los científicos también advierten que la plataforma Larsen C, que perdió 12% de su superficie, será más inestable que nunca. Sin embargo, bien podría volver a formar hielo en vez de seguir desintegrándose, no hay un consenso al respecto. Sea como sea, cualquier nuevo colapso que influya en el nivel del mar podría estar a años o décadas de distancia.

 

En cuanto al iceberg mismo, es probable que se rompa en fragmentos. Los pedazos más grandes podrían permanecer cerca de la península antártica durante años, mientras que solo los más pequeños podrían derivar hacia las aguas más cálidas del norte.

 

 

 

Vía Scientific American