El día que Hugh Hefner le calló la boca a un machitroll

Quizá Hugh Hefner no revolucionó la estructura básica del porno, pero la proeza editorial de su Playboy definitivamente introdujo diferentes maneras de acercarse a esta. La Playboy no fue hecha y consumida...

Quizá Hugh Hefner no revolucionó la estructura básica del porno, pero la proeza editorial de su Playboy definitivamente introdujo diferentes maneras de acercarse a esta. La Playboy no fue hecha y consumida desde la clandestinidad, sino desde una cierta dignidad, principio editorial que Hefner cumplió, por lo menos en apariencia, en varios aspectos de su vida.

Un 11 de julio de 2011, a un usuario de Twitter (entonces @bazooka_Jroe, ahora @Moxie2Match) se le ocurrió preguntarle al Padre de las Conejitas cómo le hacía para tener tantas bitches (tantas perras, tantas viejas, tantas putas, tantas siervas, etc…). A lo que @bazooka_Jroe se refería “cándidamente” es al gran número de playmates (modelos) que solían acompañar al empresario y con quienes tenía relaciones sentimentales.

¿Qué le contestó Hefner?

“@bazooka_Jroe Tengo muchas novias porque no las llamo bitches, Jroe. Un poco de respeto te llevará lejos”. ¡PUM!

Elegante, sobrio, humilde y conciso. Gracias Hugh, por tan valiosas lecciones de vida: no hay palabras inocentes y el respeto es fundamental para el amor.

Descanse en Paz.