Tras dos años de amor, Gigi Hadid y Zayn Malik se separaron

¡Día de lágrimas! Salvo para esas arpías envidiosas que creen que porque una celebridad está soltera aumentan sus probabilidades de ligársela. La pareja de parejas, la más joven y bella...

¡Día de lágrimas! Salvo para esas arpías envidiosas que creen que porque una celebridad está soltera aumentan sus probabilidades de ligársela. La pareja de parejas, la más joven y bella y árabe se ha separado: Gigi Hadid y Zayn Malik ya no son novios (según las fuentes de nuestras fuentes).

El periodista *coff coff* de farándula Dan Wootton compartió la exclusiva a través de sus redes sociales para luego publicarla en el tabloide The Sun.

Aunque se sospechaba que la modelo de 22 años y el cantante de 25 ya estaban comprometidos (porque nos gusta flagelarnos), aparentemente las ocupadas e internacionales agendas profesionales de ambos los fue separando poco a poco y esto agregó tensiones a la relación. O por lo menos eso es lo que dice Wootton que le dijo una fuente cercana a la pareja, a.k.a. esa amistad sanguijuela y chismosa que no’más anda capitalizando la vida de los demás.

Como si juntos no hubieran sido ya una pareja lo suficientemente hermosa, la ruptura parece que también estuvo llena de amor y paz. Según el chisme, los jóvenes tomaron la decisión mutuamente y aunque oficialmente ya no son pareja, se han mantenido cercanos y siguen apoyándose entre ellos. Awwww… Hijosdesu… Y tú no puedes acariciar a tu gato ni cuando está comiendo.

Malik y Hadid solían compartir en sus redes sociales fotos melosamente juntos, acompañadas de mensajes de amor (para que no se nos olvide lo solos que estamos), pero como todo lo bueno (y basado en un estado temporal de emociones pasajeras), tuvo que llegar a su fin.

Sin embargo, vale la pena mencionar (no, no lo vale, sus vidas no es de nuestra incumbencia), no es la primera vez que los extórtolos tienen una ruptura, y considerando que siguen cerca uno de del otro, no es una locura que eventualmente regresen a la dulzura de sus brazos.

 

Vía The Sun, Elle