Una gasolinera de Brasil tiene como empleado a un lindo perrito

Parecía que el pobre perrito sufriría la misma suerte que miles de peludos sufren al ser abandonados, pero afortunadamente fue adoptado por los dueños de esta gasolinera.

En una gasolinera Shell ubicada en Mogi das Cruzes, un pueblito de Brasil, se desarrolló la tierna historia de un perrito. Un can de nombre Negao, fue abandonado por su dueños en la estación de servicio. Todo indicaba que el pobre Negao sufriría la misma suerte que miles de peludos sufren al ser abandonados en la calle.

Pero afortunadamente, el pobre perrito fue descubierto por Sabrina Plannerer y su pareja, quienes son los dueños de esta gasolinera.

Lejos de ahuyentarlo, esta pareja decidió adoptar al can y brindarle un hogar lleno de amor. Pero este perrito no solo consiguió una nueva familia, pues también le dieron trabajo dentro de la estación.

“Lo adoptamos inmediatamente y le damos todo el cuidado que necesita. Le compramos comida, una casa y una correa para sacarlo a pasear”, dijo Sabrina.

Negao ahora se ha convertido en un adorable empleado que cuenta con su credencial y una gorra como uniforme. Tanta ha sido la aceptación de este perrito, que muchos de los clientes solo van a cargar gasolina para poder saludar a Negao, pues él siempre los recibe cálidamente.

“Negao espera que llegue la gente y se acerca a saludarlos, atrayéndolos con su encanto. Los clientes están enamorados de él. Algunos incluso le traen juguetes”, dijo su nueva madre humana al portal The Dodo.

Esperemos que este cachorro siga feliz con su nueva familia y que la gente haga conciencia de que un perro o gato es un ser viviente que merece vivir con amor y dignidad. ¡Bravo Negao, pronto serás el empleado del año!