Estados Unidos se queda sin mexicanos hoy

Esta acción se realiza para demostrarle al presidente Donald Trump y su administración, qué es lo que pasaría si EUA no contara con los inmigrantes a los que acusan de quitar puestos de trabajo a los norteamericanos.

Como si se tratase de la película del director Sergio Arau, comunidades de inmigrantes en diversos lugares de Estados Unidos se unirán a la jornada #ADayWithoutImmigrants (Un día sin inmigrantes).

Esta acción se realiza para demostrarle al presidente Donald Trump y su administración, qué es lo que pasaría si EUA no contara con los inmigrantes a los que acusan de quitar puestos de trabajo a los norteamericanos.

La protesta surgió la semana pasada de una manera casi espontánea, luego de que comenzaran a circular en las redes sociales textos en español exhortando a los inmigrantes con papeles y sin papeles a que este jueves no acudan a trabajar, a no abrir sus negocios, no comprar en tiendas ni comer en restaurantes. También hicieron la invitación a que se abstengan de enviar a los niños a la escuela e incluso dejen de comprar gasolina.

La mayor difusión de la acción fue hecha al parecer por una página en Facebook hecha por un grupo de cuatro consultoras en comunicación y por un usuario de YouTube, identificado como “El Pelón de Chicago”, quien grabó varios videos que han sido vistos por unas 60 mil personas.

https://youtu.be/FwtvWuVU-qw

Además, otros grupos pro inmigrantes abrazaron la acción y anunciaron su participación, como la organización “Fiel Houston”, la cual trabaja para mejorar la calidad de vida de las comunidades migrantes en dicha ciudad. En Austin, varios restaurantes propiedad de empresarios hispanos y de origen asiático anunciaron a sus clientes que cerrarían este jueves.

También en Washington numerosos restaurantes colgarán el cartel de cerrado. Unos han asegurado que lo harán por solidaridad y otros apuntan que será por necesidad, porque su plantilla es mayoritariamente inmigrante y les resulta imposible reemplazarla. Un estudio de la Brookings Institution, un centro de estudios en Washington, cifra la población extranjera del área de la capital del país cerca de un 22 por ciento (datos de 2010).

Por otro lado, según la Oficina de Estadísticas Laborales, los restaurantes del país emplean a unos 1.8 millones de inmigrantes, que son el 7.1 por ciento de los 25 millones de extranjeros que trabajan en Estados Unidos.

La protesta convocada contra Trump no se limita al sector gastronómico ni es una huelga. Realmente está pensada como boicot, pues también se llama a los inmigrantes incluso a no gastar un sólo dólar a lo largo del día para mostrar que la economía podría colapsar y la vida diaria no funcionaría si ellos no estuvieran.

https://youtu.be/lCPPU2xwpgA