La emotiva despedida de un perro policía rumbo a su eutanasia

Pocas son las amistades tan puras como la de un humano y un animal. Agréguenle que Hunter, el agente K-9 o perro policía, fue compañero de guardia por 10 años...

Pocas son las amistades tan puras como la de un humano y un animal. Agréguenle que Hunter, el agente K-9 o perro policía, fue compañero de guardia por 10 años del oficial Michael D’Aresta, por lo que podemos inferir que su lazo era fuerte y lleno de confianza. Ambos eran compañeros en el Departamento de Policía de Middletown, en Connecticut, Estados Unidos, hasta que el pasado 1 de septiembre a Hunter se le aplicó la eutanasia.

 

El perro policía había estado enfermo los últimos días de su vida. Cuando los veterinarios hicieron pruebas clínicas para descubrir qué aquejaba al pastor alemán, encontraron que padecía una forma muy agresiva de cáncer de hígado. Aconsejaron al oficial D’Aresta cesar el sufrimiento de su compañero. Y así lo hizo.

 

Para despedirse de Hunter, otros policías del Departamento, acompañados por varios vecinos, hicieron un pasillo y saludaron al agente perruno mientras era cargado por D’Aresta hacia su cita final con los veterinarios. Naturalmente, la conmovedora escena se viralizó en redes sociales.

 

Según el propio Departamento de Policías, Hunter fue una parte escencial de las fuerzas y de la comunidad, cosa que nos queda clara al ver a policías y vecinos codo a codo despidiendo al perro.

 

Descansa en paz, Hunter, tu guardia ha terminado.

 

 

 

Vía Huffingtonpost