“A todas nos gusta vestirnos sexy, pero eso no significa que queremos coger contigo”, Cate Blanchett

Por si cabía duda, Cate Blanchett lo explica bien clarito: las mujeres pueden vestir lo que quieran, cuando quieran y como quieran (y eso no es una invitación a nada)....

Por si cabía duda, Cate Blanchett lo explica bien clarito: las mujeres pueden vestir lo que quieran, cuando quieran y como quieran (y eso no es una invitación a nada).

Un discurso feminista

Blanchett fue galardonada con el premio Ícono de Estilo de la revista InStyle. Su discurso de aceptación fue breve, pero conciso. Por un lado, sus palabras estuvieron llenas de admiración hacia otras mujeres: “Para mí los verdaderos íconos del estilo siempre han sido esas mujeres que son ellas mismas sin disculpas, cuya presencia física y su estética están realmente integradas sin pretensiones ni inseguridad y son parte de ellas”, dijo la actriz. “Mujeres que saben que su apariencia no es todo lo que son, sino simplemente una extensión de ellas”, continúo.

Blanchett reiteró que el estilo requiere que las mujeres puedan sentirse libres de vestir como gusten, y remató magistralmente denunciando que “A todas nos gusta vestirnos sexy, pero eso no significa que queremos coger contigo”. Naturalmente, el comentario fue recibido con vítores, aplausos y risas.

Lo que Blanchett estaba acusando es la cultura machista de juzgar exageradamente a las mujeres en función de su ropa. La también ganadora del Oscar puso como ejemplo a Steve Bannon, ex consejero de Donald Trump, a quien nadie le ofrece arrojarlo a la basura a pesar de vestirse como “una bolsa de basura”, en contraste con los comentarios que ella y otras actrices reciben por su forma de vestir en las alfombras rojas.

Quien próximamente será la diosa de la muerte Hera, en Thor: Ragnarok, cerró dándole ánimos a sus compañeras y diciéndoles que son extraordinarias.

En el pasado, Blanchett ha sido una crítica muy vocal de la cultura de exhibición de la mujer, cultura que se manifiesta claramente en las alfombras rojas hollywoodenses.