Descansa en paz, Gustavito el hipopótamo

Tu vida no será olvidada, tu asesinato no será perdonado.

En la noche del domingo 26 de febrero falleció Gustavito el hipopótamo, debido a las heridas que recibió tras un misterioso y vil ataque. El asesinato está lleno de misterios, preguntas y la indignación de San Salvador y el mundo.

 

Después de pasar dos días oculto en su estanque en el Zoológico de San Salvador, El Salvador, los cuidadores de Gustavito descubrieron que su cuerpo, cabeza y rostro estaban llenos de golpes y cortadas. Durante este tiempo, el hipopótamo no comió y sufrió de severos dolores internos. Mi vido. :'(

 

A pesar de los esfuerzos del equipo veterinario del zoo, no pudieron salvar al entrañable cachetón. Gustavito era el único hipopótamo en El Salvador.

 

¿Quién lastimaría a tan hermoso y gordo ser?

Las heridas en el cuerpo de Gustavito fueron hechas con objetos contundentes y pulsocortantes. El presunto ataque ocurrió entre la noche del martes 21 y el miércoles 22 de febrero. Desde el viernes, el Zoológico de San Salvador fue cerrado y se reportó el ataque a las autoridades, quienes están investigando lo ocurrido.

 

El ataque fue descrito como “cobarde e inhumano” por la Secretaria de Cultura salvadoreña.

 

La verdad es justicia

Gustavito el hipopótamo nos dejó no sólo con nuestro duelo, sino con múltiples preguntas. ¿Quienes lastimarían tan cruelmente al hipopótamo? ¿Por qué? ¿Cómo entraron al zoológico? ¿Por qué la atención médica tardó tanto tiempo? ¿Realmente Gustavito fue atacado?

 

No nos interesa la nota roja, pero no hemos encontrado ni una foto de las supuestas heridas del hipopótamo. Lo que sí es conocido es el historial de fallecimientos en el zoológico. ¿Será la muerte de Gustavito un caso más de negligencia sistemática a los animales? Esto es sólo una conjetura, por el momento no tenemos forma de saber.

 

 

Gustavito hermoso, quizá tus gordos cachetes ya no están con nosotros, pero no olvidaremos, y no perdonaremos.

Adiós Gustavito, eras demasiado bueno para este mundo mezquino y cruel. Te queremos.

 

 

 

Via BBC