Winnie the Pooh, enemigo público número 1 del Gobierno de China

Una vez más Winnie The Pooh, se metió en problemas con las autoridades de China. Y no, el curioso osito gordinflón no es secretamente un agente del capitalismo yanqui (fuera...

Una vez más Winnie The Pooh, se metió en problemas con las autoridades de China. Y no, el curioso osito gordinflón no es secretamente un agente del capitalismo yanqui (fuera de que Disney, santo patrono del capitalismo yanqui, tiene los derechos).

 

Este fin de semana, los usuarios de WeChat y Weibo, la enorme plataforma china de microblogging a la Twitter, se toparon con la amarga sorpresa de que ya no podían escribir el nombre de Winnie the Pooh. Día negro para la libertad de expresión.

 

Aunque parezca una censura pedestre, todo acto de censura debe de ser señalado y condenado.

 

Pero, ¿qué tiene China contra Winnie The Pooh?

Desde 2013 se ha comparado al presidente chino, Xi Jinping, con el osito del Bosque de los 100 Acres.

Todo empezó con esta hermosa foto del presidente chino, Xi Jinping, con Barack Obama, entonces presidente de Estados Unidos.

 

Desde esa infame similitud, comparar a Jinping con Winnie the Pooh se convirtió en un chiste recurrente para los chinos, pero más importante, se convirtió en un eufemismo que les permitía hablar de política eludiendo a los censores. Evidentemente, esto no le gustó al Gobierno de China. Agregando a una campaña sistematizada por censurar todas las imágenes que compararan a ambas figuras, ahora el nombre del oso también es innombrable

En 2015, esta fue la imagen más censurada de Internet.

 

 

 

Vía Time