El Bronco nos ve la cara de explotados y propone la jornada laboral de cuatro días

Hoy, en nuestra nueva sección, la Plusvalía y Yo, tenemos a Jaime Rodríguez Calderón, nuestro candidato mochamanos favorito, quien nos recuerda que sigue figurando en el último lugar de las...

Hoy, en nuestra nueva sección, la Plusvalía y Yo, tenemos a Jaime Rodríguez Calderón, nuestro candidato mochamanos favorito, quien nos recuerda que sigue figurando en el último lugar de las encuestas por la contienda presidencial.

¿Y cómo lo hace? Pues haciendo propuestas de lo más disparatadas.

Topen esto: Jornadas laborales de cuatro días.

Así es. Nuestro amigo Bronco está a favor de los cuatro días de trabajo por semana. ¿Pues por qué nación europea social-democrática nos toma?

Según reporta Milenio, el gobernador con licencia de Nuevo León detonó esta granada de terror para la burguesía en una plática con estudiantes del Centro de Enseñanza Técnica y Superior (Cetys) Campus Mexicali. Chequen esto que dijo el candidato indie:

Yo he dicho que es posible que podemos establecer la jornada de cuatro días a la semana para que descanses tres y eso hará que México sea más productivo, pero es una etapa que debemos ir viendo. Creo firmemente en la jornada laboral menor para que la gente disfrute la vida y no solamente se la pase jalando 23 o 24 horas al día.

No es secreto que México se encuentra en la cima entre los países de la OCDE cuyos trabajadores, err, trabajan más horas por semana. Digo, no metemos “23 o 24 horas al día” como calculan las peculiares predicciones matemáticas del Bronco, pero lo que sí es cierto es que también somos los peor pagados por horas de trabajo (por acá hay un video para el que guste corroborar datos).

A los ojos de muchos economistas, la prosperidad de un país no depende de un sector de la población que se entregue a la esclavitud en el desempeño de su oficio, sino depende en que ese mismo sector pueda disfrutar su tiempo libre, reactivando la economía de consumo en actividades como ir al cine, comer fuera, salir de viaje y, claro, pasar tiempo con la familia. No es un cliché aquello de que un trabajador feliz es un trabajador más productivo.

Pero ni modo, tenemos a una clase burgués integrada por puros señores Burns, temerosos de no ver zánganos en sus oficinas en todo momento.

Para el Bronco, le tenemos que dejar de hacer caso “a los harvarianos y a aquellos que estudian economía internacional”. Y claro, con 4 o 5 puntos en la encuesta, es fácil hacer este tipo de propuestas de corte socialista. Ya queremos ver que el puntero o el segundo lugar tomen nota de esta postura laboral que a todas luces nos haría un paro en estos momentos.