Carlos Salinas baila 'Cómo la flor' en boda de su hijo
Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

Carlos Salinas no se contuvo ¡y se paró a bailar ‘Como la flor’ en plena boda fifí!

Grilla eriza

Carlos Salinas no se contuvo ¡y se paró a bailar ‘Como la flor’ en plena boda fifí!

Especial

Carlos Salinas no se contuvo ¡y se paró a bailar ‘Como la flor’ en plena boda fifí!

¡Oi nomás ese cumbión!

Vaya, vaya, desde que Carlos Salinas de Gortari es Carlos Salinas de Gortari ha sido como el Voldemort de los mexicanos o algo así, y esta vez, el ex presidente está dando mucho de qué hablar no por acusaciones de fraudes, corrupción o asesinatos sino por una simple razón: ¡un bailecito!

Padre Santísimo ¿Adela Noriega tiene cáncer y un hijo con Salinas?

Y es que como no hay fiesta en la que no se arme con las cumbias y los merengues el expresidente no se contuvo y con todas las ganas del mundo se paró a bailar está canción…

De Selena la reina del texmex:

La cosa es que aunque Salinas la baila feo, sí le pone mucho sentimiento y hasta ganas dan de llorar.

Para no hacerles el cuento largo… Adelante con las imágenes:

El bailecito del pelón favorito de México ocurrió en la boda fifí de su hijo Juan Cristóbal Salinas Occelli, el más chiquitín de sus hijos con Cecilia Occelli, quien fuera primera dama.

También dicen que fue el segundo matrimonio de chamaco y que además, a la boda fifí acudieron varios políticos y figuras de la farándula, aunque cómo sea el ex presidente se llevó TODOS los reflectores.

Porque SALINAS:

Carlos Salinas de Gortari

Especial

Y es que tal parece que la “leyenda negra” del ex presidente, su apariencia de Voldemort, se le quita en cuanto se aparecen las cumbias o los merengues porque esta no es la primera vez que lo captan baile y baile… Chequen lo bien que bailaba “El tiburón” allá por agosto de este año.

No cabe duda que pronto podremos ver al presidente Peña Nieto siguiéndole los pasos al Salinas. Después de todo, todavía le faltan las bodas de todos sus chilpayates: los suyos, los de Angélica, y el suyo que no había reconocido.

Al final, Salinas es como el animal spirit de tu tío en las bodas ¿apoco no?… Oi nomás ese cumbión. 

Continuar leyendo
Arriba