Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

ERIZOS

Socavón cobra la vida de dos personas y ni luces del Presidente Peña Nieto

Socavón en la carretera México-Cuernavaca provoca dos muertes

Grilla eriza

Socavón cobra la vida de dos personas y ni luces del Presidente Peña Nieto

Socavón cobra la vida de dos personas y ni luces del Presidente Peña Nieto

No se sabe si el presidente no se ha pronunciado debido a que aún no acaba de leer los tuits sobre su “brillante” participación en el G-20

Apenas tenía tres meses de haber sido inaugurado Paso Exprés Tlahuica, en el libramiento de la Autopista México-Cuernavaca, cuando un socavón de más de 5 metros de profundidad, causó la muerte de dos personas y la rechifla de la ciudadanía hacia las autoridades.

Desde abril pasado, los vecinos de las colonias cercanas habían denunciado que las obras en esa zona habían quedado inconclusas y que era muy probable que sufrieran algún colapso.

Según el presidente Enrique Peña Nieto, cuando acudió a inaugurar la obra junto con el “gober” Graco Ramírez, la cual construyó Grupo Aldesa, era muy moderna.

“Con el paso de los años, a partir de que se abrió la autopista de la Ciudad de México a Acapulco, este punto de paso por Cuernavaca se convirtió en un verdadero conflicto vial, de enorme tráfico”, expresó aquella vez Peña Nieto.

Pero sucedió que la dichosa obra, la cual costó más de 2 mil millones de pesos, colapsó y cobró la vida de un joven de 33 años y la de su padre de 65.

Obviamente las críticas, señalamientos y mentadas de madre no se hicieron esperar en las redes sociales, donde todo mundo señalaba como al verdadero responsable de esta tragedia a la corrupción.

De acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y Protección Civil del estado de Morelos, el socavón fue provocado por una falla en el drenaje, “a una alcantarilla dañada que provocó el reblandecimiento del suelo”.

Sin embargo, todos lo habitantes de las localidades cercanas ya habían denunciado desde el 3 de julio que las lluvias habían reblandecido la obra, pero las autoridades solo se limitaron a inyectar cemento hidráulico.

En realidad, lo que tiene molesta a la ciudadanía es la opacidad con la que se conducen las autoridades pertinentes y el mismísimo Presidente de la República, pues hasta el momento de haber sido escrita esta nota, Peña Nieto no se había pronunciado sobre esta tragedia en sus redes sociales.

“Ah, pero para contestarle a Malala y felicitar a la Selección Mexicana o subirse al tren del mame de moda, el “preciso” no pierde ni un minuto”, son algunos de los comentarios de los indignados usuarios.

Como siempre, todos se echan la bolita y prometen demagógicamente que se llegará al fondo de este asunto y que se castigará conforme a la ley quien o quienes resulten responsables.

Esta tragedia no cae nada bien al  gobierno federal ni estatal, pues hace pocos días aumentaron el peaje en las carreteras alegando que el servicio de las mismas es de primera y que es necesario tal alza para poder mantenerlas en buen estado.

Si bien el aumento no aplicó en el corredor de México-Acapulco, el enojo y la frustración ya se están haciendo presentes.

¡Y luego se preguntan por qué hay mal humor social!

Vía: Proceso

Arriba