¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

DIOS NOS ESCUCHÓ: Confirman la segunda temporada de “Luis Miguel: La Serie”

Diosito nos bendice

La primera temporada de Luis Miguel: La Serie nos trajo semana a semana pariendo chayotes con la historia de El Sol de México y ahora, para dejar de sufrir, nos acaban de confirmar que tendremos segunda temporada de manera oficial.

Han existido múltiples teorías sobre el futuro de la serie, pero para nadie era un secreto que se estaba produciendo una segunda parte en la que se explorará otra etapa de la vida de Micky, el extranjero más mexicano del mundo, porque su vida es más emocionante que ver hervir unas papas.

Twitter

Kiko Cibrian, productor encargado de todo lo que hace Luis Miguel, menos sus desfiguros sobre el escenario, confirmó que esto ya es una realidad y que estamos a nada de poder ver un capítulo más lleno de intrigas, vuelos en avión y bronceados naranjas en Acapulco.

La primera temporada acabó con la traición consumada de su padre, Luisito Rey, al separar a nuestro querido y amado Sol de su mamá, Marcela Basteri, quien es el bache más grande en la vida de esta personalidad llena de fantasmas y lagunas mentales con olor a Bacacho.

Esperemos, ahora, poder ver cómo evoluciona la vida de un cantante consumado y consentido por cada persona que ha pisado México, porque nosotros ya andamos haciendo especulaciones de qué es lo que sucede en esta nueva etapa del Luismiverse.

¿Será que aquí entenderemos qué poderes salen de su dentadura ligeramente separada? Según fuentes nada confiables y posiblemente inventadas, estamos cerca de presenciar una colisión entre el Universo de Luis Miguel y el Universo de Silvia Pinal, para dar origen a Michelle Salas, que se originó de una deformidad en la línea temporal de esta saga.

YouTube

Puede que también seamos partícipes de la historia en donde perdió sus cejas, presuntamente por enfrentar a Galactus, que quería comerse al planeta Tierra, pero que él, por ser el Sol, nos defendió a costa de perder sus cejitas de una quemazón.

La moneda está en aire, así que hagan sus apuestas.

Con información de El Universal