Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

La asombrosa respuesta contra el plagio de Gumball

El asombroso mundo de Gumball

Series y Pelis

La asombrosa respuesta contra el plagio de Gumball

La asombrosa respuesta contra el plagio de Gumball

La caricatura arremetió hermosamente contra su poco honorable plagio chino.

La historia del arte es una historia de plagios, pero hay de plagios a plagios y El asombroso mundo de Gumball tiene un plagiador particularmente descarado.

Miracle Star es una serie de cortos chinos sobre una familia de animales humanoides, protagonizada por un gatito cabrito. Sí, Gumball no es la primera caricatura protagonizada por animales humanoides ni tampoco es la primera en poseer un humor hermosamente absurdo. Tampoco es la primera en mezclar animación con fotografía o realizar una escena de rebeldía infantil que concluye con la madre haciendo un hoyo en la pared en un arranque de ira y frustración…

Bueno, quizá a ese nivel de detalle sí podríamos pensar que algo es más un plagio que un tributo, pero aún así no prueba nada. Para tomarse en serio la acusación de que Miracle Star le copió a la caricatura de Cartoon Network basta con ver el siguiente video:

¿Te hacer hervir la sangre? ¿Crees que es injusto que un robo intelectual tan descarado pueda existir en este mundo? A nosotros sí, y a los creadores de Gumball también. Sin embargo, como buenas personas creativas que son, antes de proceder legalmente contra los ladrones, crearon una respuesta de lo más ad hoc con el humor del programa.

Cartoon Network finalmente reconoció públicamente su problema de plagio y titularon al último capítulo de El asombroso mundo de Gumball como “The Copycats” (los copiones, los imitadores). En este episodio, Gumball se enfrenta a una copia casi exacta de su familia, salvo porque en vez de gatos y conejos son cabras. O sea, la familia copiona es un plagio de Miracle Star. O mejor dicho, un plagio del plagio. O poéticamente dicho, una cucharada de su propia medicina.

Con la coqueta cancioncita “Be your own you” (se tu propio tú), la familia de Gumball le aconseja a los usurpadores que es más divertido ser uno mismo… además de recordarles que lo que hacen es un crimen y podría llevarlos a la cárcel. ¿Sutil? No. ¿Simpático? Definitivamente.

 

Dato curioso:

La familia copia tiene un solo hijo, la contraparte de Gumball. ¿Dónde está la contraparte de Anaís, la hermana de Gumball? No existe, porque en China es ilegal tener más de un hijo. No nos crean a nosotros, créanle a una persona aleatoria en la Twitter.

 

 

 

Arriba