Barbie humana se defiende tras ser llamada monstruo durante programa

Eso mamona, no te dejes.

Cada que una persona decide hacerse un radical cambio siempre vienen críticas y apodos ofensivos. En esta ocasión ya habíamos hablado de La Barbie Humana, un hombre que decidió llevar a cabo su transformación a mujer y pasó de llamarse Rodrigo a Jessica Alves.

Como todo en esta vida, hubo comentarios de apoyo y otros de desaprobación, pero lo más importante es que esta chica logró salir adelante y hoy luce feliz con su nueva identidad.

Fuente: jessicaalvesuk (Instagram)

Quienes al parecer no tienen una vida interesante y buscan amargar la de los demás, son tipos como el cirujano de Italia que discriminó a Jessica por su actual apariencia y la llamó “monstruo” durante un programa en vivo.

La Barbie Humana decidió acudir a un show italiano como invitada de lujo. Ahí, se topó con un cirujano que le expresó todo lo que piensa de ella sin miedo a posibles represalias. Tras el hiriente comentario que soltó el médico, la chica no se quedó callada y se defendió de una forma muy sutil.

“El programa celebró mi participación con una entrevista especial cuando, de repente, en vivo un cirujano plástico dijo que soy un monstruo. También es poco profesional que un cirujano use tales palabras con cualquier persona”, expresó.

Jessica Alves dejó claro que entiende perfectamente que existe gente con la cual no simpatiza mucho por su físico, pero eso no les de ningún derecho de ofenderla y en eso estamos de acuerdo con ella.

Luego de esto, varios usuarios de Instagram comentaron las publicaciones donde se dio a conocer la noticia y la división de opiniones fue notoria.

“Tiene razón, poco profesional porque si es monstruo o no, es su gusto”; “La verdad duele”, “Le dijo la verdad”; “El doctor dijo la verdad, es muy sincero”, son algunos de los comentarios.

Fuente: jessicaalvesuk (Instagram)

Con todo esto queda claro que La Barbie Humana está en el ojo del huracán constantemente, pero ella está clara de lo que es en la vida y se siente a gusto, y eso es lo más importante.